Atacan a otro colectivero en un intento de asalto

15 de septiembre de 2010

El chofer fue golpeado y cortado en la mano en la localidad bonaerense de Morón.

Un chofer de colectivo sufrió un golpe en la cabeza y cortes en una mano al ser asaltado esta mañana cuando transitaba por el partido bonaerense de Morón, convirtiéndose en el cuarto caso de este tipo que ocurre en lo que va de la semana en el Conurbano.

Compañeros de la nueva víctima y representantes de la Unión Tranviario Automotor (UTA) se reunieron esta mañana con el titular de la Jefatura Departamental de Morón para coordinar mayores medidas de seguridad para colectiveros, especialmente los del turno noche.

Un jefe policial precisó que el colectivero Martín Josue Jara, de la línea 269 que cubre el recorrido entre Morón-Moreno-San Miguel, fue internado esta mañana en la Clínica "Constituyente", donde se informó que las heridas que presentaba no eran de gravedad.

El director del centro médico, Daniel Nul, indicó que el paciente ingresó con un golpe en la cabeza, presuntamente provocado por un ladrillo, y dos cortes "superficiales" en la mano, pero aclaró que la evolución era favorable.

El ataque tuvo lugar a las 6.30 en la intersección de José Ingenieros y Beruti y la investigación del asalto quedó a cargo de la comisaría primera de Morón.

Este hecho se sumó a otros tres casos registrados en las últimas horas en el Conurbano donde a dos colectiveros le cortaron parte de un dedo y al otro le provocaron heridas cortantes en la mano.

En la madrugada del lunes dos ladrones le amputaron parte de un dedo a Hugo Sanz, chofer de un colectivo de la línea 354, cuando transitaba por el partido de Florencio Varela.

Por la noche tres individuos golpearon y le amputaron parte de un dedo a Eduardo Abel Barrio -chofer del interno 808 de la línea 505- en San Francisco Solano, partido de Quilmes, aparentemente porque la víctima se negó a llevarlos gratis.

Casi a la misma hora uno de los choferes de la línea 182 sufrió un corte en una mano, efectuado con un cuter, por varios jóvenes que intentaron robarle sus pertenencias cuando transitaba por Ciudad Jardín, en el partido de Tres de Febrero.