El regreso de Mariana a las tapas

22 de septiembre de 2010

Promocionando la incipiente carrera de su hija, Carlota Chantal, Nannis hace su regreso triunfal y revive el “glamour” de los '90. Dorado, brillos y ostentación, su sello distintivo.

Mariana Nannis, la excéntrica e histórica botinera, regresó con todo. Después de años de exilio mediático, la devenida morocha logró hacerse de no una sino dos tapas simultáneas. Todo, claro, con la misma producción de fotos.

¿Qué fue lo que pasó? En medio de su regreso triunfal, impulsado por la participación en un reality español que muestra la vida de mujeres millonarias, la mujer de Claudio Paul Caniggia presenta en sociedad a Charlotte (Carlota) Chantal, su única hija.

Según parece, Carlota –que no pisa el país desde 1999- quiere ser actriz y sueña con posicionarse como una mega estrella de Hollywood. Y, para deleite de su madre, parece haber heredado su gusto por la ostentación, el lujo y todo lo que brilla.

La reunión de reina y heredera fue la foto que hoy invadió a todos los kioscos de revistas. De hecho, tanto la revista Caras como la Gente optaron por ilustrar sus portadas con la dupla millonaria.

La imagen fue realizada durante el desfile del diseñador argentino Claudio Cosano en París. “Ellas vinieron desde Marbella desinteresadamente para ver el desfile. Pero cuando Charlotte (por Carlota, claro) vio la ropa que le había diseñado a su madre, se animó a desfilar”, contó a la revista Caras el diseñador.

Resulta que la heredera de Claudio Paul ya había sido invitada para participar de un desfile del diseñador pero no pudo viajar a Argentina para el evento. “La última vez que estuve tenía seis años, me gustaría ir para conocer”, confesó Carlota que, gracias a la carrera del padre, es italiana de papeles.