Aníbal F.: "Después de la muerte de mi viejo, no tuve un día tan triste..."

Por: Télam
28 de octubre de 2010

El jefe de Gabinete se mostró desconsolado esta madrugada en la explanada de la Rosada.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, se manifestó esta madrugada "desconsolado" por la muerte del ex presidente Néstor Kirchner y confió que después del fallecimiento de su padre, no tuvo "un día tan triste".
 
“Después de la muerte de mi viejo, no tuve un día tan triste. Porque (a Kirchner) no lo conocía, porque lo conocí para una circunstancia política, porque no sé porqué razón creí en él, porque lo acompañé, porque fui cuatro años y medio su ministro del Interior, porque me enseñó un montón de cosas, porque era un jefe de verdad, porque me hice muy amigo", sostuvo el funcionario.

En declaraciones formuladas esta madrugada a la prensa en la explanada de Casa de Gobierno, hasta donde se acercó tras la llegada de los restos del ex mandatario a Buenos Aires, Aníbal Fernández reiteró su dolor por la muerte del titular del PJ.
 
"Estoy desconsolado, no le encuentro explicaciones a esto, el sentimiento es terrible", dijo el jefe de Gabinete.

Afirmó además que "la Presidenta es una mujer muy fuerte" y, tras recordar el vínculo que la unía con Néstor Kirchner, señaló: "Cuando falta un pedacito de uno las cosas no son fáciles, pero ella va a encontrar la forma como para no suplirlo, sino que esa muerte no sea en vano, porque de alguna manera esa muerte es dedicada a hacer el esfuerzo de hacer las cosas por un país".

En ese mismo sentido, el jefe de Gabinete sostuvo esta madrugada que "cuando intentaban decir que cuando Néstor era presidente ella era quien mandaba y cuando ella era presidente Néstor era quien mandaba, la realidad nadie se dio cuenta que eran
lo mismo".

"Reivindico para mí que este gran amigo, amigo del alma que perdí, ha puesto todo lo que tuvo. Tenemos que honrar seguirlo como mucha humildad y mucho respeto, como decía Evita, recogiendo su nombre y llevándolo como bandera de la victoria", continuó.

Fernández recordó también cuando Néstor Kirchner dijo que "no estaba dispuesto a dejar sus convicciones en la Casa de Gobierno" y, en ese marco, señaló que esas convicciones "no las dejó en la Casa de Gobierno, tampoco se las llevó hoy que le tocó partir".

"Las deja y es la responsabilidad de todos los que creímos en él que hay muchas cosas para agarrar como bandera y seguir empujando para adelante. Esa es la responsabilidad con la que yo me siento. El marcó la cancha muy bien, como los jefes hacen de verdad", completó el funcionario.