Nuevo golpe al Nobel de la Paz para impedir que reciba la distinción

09 de noviembre de 2010

El gobierno chino mantiene preso a Liu Xiaobo por participar en la redacción de un manifiesto en favor de las reformas políticas en ese país.

Las autoridades impiden salir del país al abogado del último Premio Nobel de la Paz, el disidente y preso político chino Liu Xiaobo.


 


El letrado, Mo Shaoping, aseguró que la Policía de fronteras lo retuvo en el aeropuerto de Pekín y le impidió tomar un vuelo alegando que podría suponer una "amenaza a la seguridad del Estado".


 


Asimismo, aseguró que se dirigía a Londres para asistir a una conferencia de abogados, pero las autoridades chinas probablemente sospecharon que se disponía a recoger el Premio Nobel en nombre de Liu.


 


"Me encontraba con un amigo cuando me paró la Policía en el momento en que me disponía a abordar el avión", declaró a la BBC desde el aeropuerto. "Fuimos conducidos a una habitación en la que me dijeron que no nos dejarían viajar al extranjero", prosiguió.


 


"La Policía nos dijo que podría suponer una amenaza para la seguridad del Estado", añadió Mo. Aunque los agentes no mencionaron expresamente el Premio Nobel como causa de la denegación del permiso de salida, el abogado estimó que ése ha sido muy probablemente el motivo de su retención.


 


China ha reaccionado con indignación a la concesión del Nobel a Liu Xiaobo, condenado a once años de cárcel desde el pasado mes de diciembre por participar en la redacción de un manifiesto en favor de las reformas políticas en el país.