Banfield y Gimnasia empataron en un partido discreto

Por: DyN
12 de noviembre de 2010

El Taladro fue un poco más, pero chocó siempre con la defensa del Lobo y terminaron 0-0.

Banfield tuvo la pelota durante casi una hora y media, pero fue impotente y sólo empató ante el necesitado Gimnasia y Esgrima La Plata 0-0 en el Estadio Florencio Sola.



 





 



Por la decimocuarta fecha del torneo Apertura, el equipo de Julio Falcioni persistió en la ofensiva, pero careció de claridad y penetración, causas por las que resignó dos puntos que precisa para tratar de acceder a la Copa Libertadores de América 2011.


 


Gimnasia, lucha por la permanencia en la categoría, pero sumó de visitante y se lo notó más sólido en la retaguardia, como así también atento para procurar alguna réplica sorpresiva.

Banfield tuvo la posesión de la pelota y desde el comienzo logró un marcado dominio territorial sobre Gimnasia, ya que el visitante lo esperó en campo propio y lo presionó recién una vez que el local pasaba la mitad de la cancha, enfocándose principalmente en Walter Erviti.



Pese a los esfuerzos del Lobo, sin embargo, Banfield desbordaba una y otra vez por las bandas y enviaba peligrosos centros desde los costados, pero fueron desaprovechados por sus delanteros.



El anfitrión se valió también de las acciones originadas con pelota parada para tratar de abrir el marcador y, a pesar de las oportunas intervenciones de Gastón Sessa, estuvo cerca de conseguirlo en más de una ocasión.



Si bien Erviti no participó demasiado de los ataques, fue un eficaz ejecutor de los balones detenidos y sólo por eso terminó siendo uno de los futbolistas destacados de un primer período muy chato.



Por su parte, Gimnasia jugaba demasiado lejos del arco defendido por Enrique Bologna y cuando sus atacantes intentantaban dar alguna sorpresa eran controlados por la férrea defensa que diagramó Julio Falcioni.



Por lo tanto Gimnasia soportó el asedio de Banfield durante 45 minutos.



En ese capítulo inicial al Taladro le anularon correctamente una conquista de Mauro Dos Santos y eso ocurrió porque el marcador central convirtió desde una clara posición adelantada.



Durante esa primera mitad, Banfield también pudo haber anotado a los 38, porque hubo un centro desde la derecha que mandó Gabriel Méndez y cabeceó Rubén Ramírez desde el corazón del área, pero el Gato Sessa reaccionó de un modo espectacular y atrapó el esférico en el aire.



A los 40 Gimnasia tuvo una única escena favorable en esa perimera mitad del cotejo y eso se debió a que un disparo de Alejandro Capurro pasó cerca del palo izquierdo.



La segunda parte fue parecida a la anterior, con la diferencia de que el conjunto platense dispuso de alguna acción profunda, como cuando, a los 33, Antonio Rojano terminó un contraataque con un remate potente y apenas desviado.



El albiverde también tuvo algunas llegadas, a fuerza de tanto insistir, como a los 15 minutos, cuando, tras un centro desde la derecha de Erviti, Jerónimo Barrales cabeceó sin la dirección adecuada.



En definitiva, a Banfield le resultó insuficiente ser sólo perseverante, mientras en Gimnasia se aprecian algunos primeros síntomas de recuperación, todo desde que asumió la conducción del plantel Pablo Morant.


 


Formaciones:


 


Banfield: Enrique Bologna; Santiago Ladino, Mauro Dos Santos, Víctor López, Marcelo Bustamante; Marcelo Quinteros, Emmanuel Pío, Walter Erviti, Sebastián Romero; Gabriel Méndez y Rubén Ramírez. Director técnico: Julio Falcioni.



Gimnasia: Gastón Sessa; Abel Masuero, Pablo Fontanello, Ariel Agüero, Leandro Sapetti; Milton Casco, Alejandro Capurro, Alejandro Frezzotti, Luciano Aued; Antonio Rojano y Jorge Córdoba. Director técnico: Pablo Morant.

Cambios: en el primer tiempo, a los 40 minutos, Federico Sardella (B) por Pío. En el segundo tiempo, a los 12 minutos, Jerónimo Barrales (G) por Quinteros; a los 24, Emiliano Méndez (G) por Capurro; a los 31, Walter Jiménez (G) por Aued; a los 35, Marcelo Carrusca (B) por Gabriel Méndez y, a los 39, Claudio Graf (G) por Rojano.



Estadio: Florencio Sola (de Banfield).
Árbitro: Juan Pablo Pompei.