Máxima y Guillermo quieren paz y pasan las fiestas en la Patagonia

Por: EFE
19 de diciembre de 2010

Los príncipes de Holanda llegaron al país junto a sus hijas para pasar Navidad y Año Nuevo. Quieren “tranquilidad”.

Los príncipes de Holanda y sus tres hijas llegaron a Argentina para pasar la Navidad y el Año Nuevo en un atractivo y privado refugio de la Patagonia, enmarcado por las montañas y el lago Nahuel Huapi.

El príncipe Guillermo y su esposa, Máxima, aseguraron querer "tranquilidad" durante su estadía en Villa La Angostura, al posar este domingo junto a sus hijas, Catharina Amalia, Alexia y Ariane, en los amplios jardines de "El Mesidor", la residencia oficial del gobierno de la provincia sureña de Neuquén.

La familia real permanecerá hasta comienzos de enero en esta localidad situada a unos 1.600 kilómetros al sur de Buenos Aires, al que cada año llegan miles de turistas para disfrutar de sus imponentes vistas.

Los príncipes pasarán las fiestas con los padres de Máxima, Jorge Zorreguieta y María del Carmen Cerruti, que residen en Buenos Aires, y no se descarta que en los próximos días también llegue a la localidad la reina Beatriz de Holanda.

Medios de la zona aseguran que los príncipes se hospedarán en una exclusiva urbanización de la zona, aunque los príncipes evitaron este domingo precisar dónde estarán alojados.

Junto a la familia real también arribó a Argentina su guardia personal, que junto a miembros de las fuerzas de seguridad del país suramericano custodiarán a los príncipes y a sus hijas.

La familia real de Holanda suele viajar a esta zona de Argentina, donde el Príncipe Guillermo invirtió importantes sumas de dinero y el hermano de Máxima posee uno de los restaurantes más conocidos.