Los radicales tendrán su interna el 30 de abril

Por: DyN
24 de enero de 2011

Será abierta a no afiliados a otros partidos. Las autoridades partidarias también aceptaron el pedido de licencia del presidente de la UCR, Ernesto Sanz, que se dedicará a la campaña.

El radicalismo resolvió convocar a elecciones internas abiertas para el sábado 30 de abril para seleccionar al candidato presidencial de la fuerza entre Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz, en tanto que el vicepresidente Julio Cobos ratificó su postura de no participar de la contienda.


 


Durante una reunión de la mesa directiva del Comité Nacional se aceptó también el pedido de licencia de Sanz a la titularidad del partido, que dejará en manos del vicepresidente primero Angel Rozas la conducción radical mientras se extienda el proceso de definición de postulantes para octubre.


 


En un principio, la convocatoria se iba a realizar únicamente entre afiliados del partido pero hubo un cambio de opinión y se decidió que en esta oportunidad participarán los radicales y los independientes que no estén afiliados a otra agrupación política.


 


Cobos ya había manifestado su negativa a participar cuando la propuesta era una interna cerrada y, por eso, Rozas anticipó que se reunirá con el vicepresidente para trasladar la decisión de la mesa de conducción e invitarlo a sumarse al comicio en abril.


 


Alfonsín había propuesto la fecha del 17 de abril para hacer la elección, pero desde el sector de Sanz no había acuerdo y pretendían postergar el día para contar con más tiempo para el posicionamiento de su candidato.


 


El espacio de Sanz tampoco respaldaba que la interna fuera abierta, porque confiaban en una mayor aceptación del senador entre los afiliados radicales, pero ante la posibilidad de postergar dos semanas la elección, terminaron aceptando la opción de un comicio abierto.


 


Asimismo, en el radicalismo admitieron que la decisión de transformar la interna cerrada en abierta fue un guiño para que Cobos abandone las excusas y se sume a la discusión, o por el contrario, que demuestre que no tiene intenciones de seguir los mandatos partidarios.


 


Para el alfonsinismo resultaría conveniente que Cobos participe en la interna y frene así el traspaso de parte de sus dirigentes que están fortaleciendo el sector de Sanz, pero los aliados del hijo del ex presidente admiten que habrá dificultades para cumplir con esa estrategia.


 


El próximo paso del partido será pedir los padrones a la Justicia electoral, lo que para Rozas no generará "ningún inconveniente" para la UCR, porque ya están en proceso de actualización para las primarias del 14 de agosto.