Reprogramaron vuelos de Aerolíneas y Austral

23 de febrero de 2011

Una protesta de la Asociación Argentina de Aeronavegantes afectó unos 18 vuelos de cabotaje en Aeroparque.

Al menos dieciocho vuelos de las empresas Aerolíneas Argentinas y Austral fueron cancelados y demorados por una medida de fuerza sorpresiva de la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA). La protesta gremial -efectuada entre las 6 y las 12 aunque el ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria- sorprendió a cientos de pasajeros que acudieron este miércoles al aeroparque Jorge Newbery para tomar sus vuelos.


 


Una fuente de Aerolíneas indicó que se reprogramaron para hoy los servicios cancelados.

La decisión gremial de deponer la protesta fue adoptada al término de una reunión entre representantes de la AAA, la secretaría de Transporte y Aerolíneas Argentinas.



El conflicto gremial de las azafatas y comisarios de a bordo de la AAA radicaría en que los tripulantes no avalan los cursos que dicta otro sindicato, la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), para operar en las nuevas unidades de Austral.



En tanto, el titular de UALA, Claudio Somoza, aseveró que "todos los tripulantes de cabina están perfectamente habilitados, están cumpliendo y han cumplido todos los requisitos de evacuación y emergencia y están en óptimas condiciones para desempeñar sus funciones".



"Esto es un capricho gremial. Debe haber alguna intención oculta, no sé si querrán la privatización de Aerolíneas Argentinas, pero aseguro que no es una cuestión de capacitación, que está perfectamente dada. No hay motivos para hacerle esto a los pasajeros", afirmó Somoza a radio La Red.


 


El directivo de UALA subrayó que "los pilotos somos los últimos responsables, jurídica y penalmente, de todos los vuelos que realizamos". "Nadie más que nosotros puede estar preocupado por el adiestramiento de la tripulación. Acá hay algo encubierto. El Estado nacional está haciendo un esfuerzo tremendo, los sueldos y paritarias que logramos son muy buenos", completó.