Cinco diferencias entre los galanes de ayer y de hoy

21 de marzo de 2013

Los galanes son eternos y son parte de las telenovelas. Pero como todo en los últimos años estos personajes fueron cambiando según las necesidades y las modas.

1 - Antes los galanes de las novelas (Puig, Satur, Pablo Alarcón, Bebán) y muchos más, eran los "niños de la casa" y enamoraban siempre a la mucama. Vagos de 40 años que vivían con sus padres y no tenían trabajo aparente.

2- Ahora los galanes (Echarri, Arana, Mariano Martínez, Luciano Castro, Gonzalo Heredia) por citar algunos, son independientes, en muchas ocasiones no tienen padres y aparecen con el transcurrir de la novela. Son emprendedores y tienen trabajos fijos.

3 - En las novelas clásicas los galanes casi no besaban a la protagonista. Ahora no sólo se van a la cama que, si todo está bien hacen un trío con alguna amiga de la heroína. Muy modernos.

4 - Los galanes de antes siempre aparecían impecables, afeitados, peinados, un lujo. Ahora cuanto más sucios mejor. No vamos a nombrar a nadie para que no se sienta afectado. Pero sobresalen las barbas, los pelos revueltos y la poco onda al vestir. De galanes poco, la verdad.

5 - Ahora los galanes pueden hasta tener un "admirador" gay y todo. Antes un galán que se precie jamás tendría un vínculo con alguien de esa condición. Por lo menos en este punto las cosas cambiaron para mejor.