El difícil momento de Barbieri: "Estuve a punto de internar a Fede por drogas"

01 de abril de 2013

La diva confesó la difícil situación que vivió cuando su hijo estuvo inmerso en adicciones.

Carmen Barbieri, estuvo hoy en el piso de "Intrusos", y confesó que su hijo, Federico Bal, hijo de Santiago Bal, tuvo problemas con drogas y alcohol.

 

"En el momento que Fede se va del espectáculo, y ve que yo me repongo, que empiezo a trabajar y puedo seguir adelante, él cae en graves problemas de droga y alcohol. Cuando él cayó, hablamos con los doctores Silvia y Eduardo Kalina. Cuando estuvo mal hasta se pensó en dejarlo en un lugar donde pudiera estar alejado, en internarlo. Y Federico se metió solo en eso, no fueron las compañías. Tiene unos amigos divinos. Él solo se metió en eso, Tamara no tuvo nada que ver. Con Santiago habíamos pensado en internarlo, hablábamos por esto, no era una excusa, era un problema grave, hasta peleábamos por eso, yo lo habilité como padre. He llorado por esto, sufrí mucho", confesó la diva.

"Hay que hacer todo para que tu hijo deje de tomar drogas. En realidad, yo no estuve lo necesario, yo estaba muy mal. Tamara estuvo muy al lado de él, y la que me informaba de todo era Julieta Bal. Ella me abrió los ojos, diciéndome que Federico estaba muy mal, tuve que actuar como autoridad, lo tuve que zamarrear. Creo que ese fue el motivo por el que ella y Federico se distanciaron. No lo botoneó, pero en vez de hablar con ella, nos llamó a los padres. Le tengo que agradecer a Julieta", sostuvo.

      Carmen habla del problema de drogas de federico

"Tuvimos discusiones muy fuertes con Federico, él nunca negó lo que le pasaba. Me decía: '¿Qué voy a hacer, voy a plantar plantitas, a babearme? Yo no estoy para eso. Él no tomaba cocaína, fumaba marihuana y tomaba mucho alcohol", aseguró Barbieri.

Cuando fue consultada si sentía culpa, Carmen explicó: "La culpa siempre la tienen los padres, él cayó por tanta exposición, y fue una especie de fuga. Lo que pasa es que él no estaba acostumbrado a ver pelear a sus padres. Federico nunca vio una pelea en casa porque nunca la hubo, ni un insulto. Él estaba muy orgulloso de los padres. Y a él se le dio por ahí. Sin embargo, él le dijo al doctor Kalina que no iba a dejar la marihuana, pero después salió adelante. El "Bailando" lo salvó y yo le dije a Marcelo, lo salvaste".

Temas