Cinco finales predecibles o insufribles de ficción

04 de abril de 2013

A veces esperamos tanto para el final de una novela, que los finales no son dignos de la intriga que generaron durante el año.

Por Adrián Pallares
@adrianpalla


1 - "Grande Pa": estuvimos cuatro años viendo las desventuras de "Don Arturo" y "las Chancles", y la cosa terminó con un brindis en un avión y las nenas gritando "Grande pa"! Un bodrio inolvidable ese desenlace.

2 - "Amigos son los amigos, 93": luego de dos exitosos años en Telefe, la comedia de Carlín Calvo y Pablo Rago pasó a canal 9 con el elenco fragmentado y con la mitad de los personajes "borrados". Una decepción para los seguidores como yo.

3 - "Poliladrón": no nos gustó este final, no por predecible pero sí por "cruel" con el público. ¿Cómo dejaron al nene Carrizo preso? Ese sabor amargo no tiene consuelo aún hoy, varios años después. Todavía espero que Verónica Vega lo vaya a buscar a la salida de la cárcel.

4 - "Nano": la tira de Araceli González y Gustavo Bermúdez. Imperdonable que Camila, la chica muda, hable al final de la tira. Una obviedad que no nos merecíamos.

5 - "El pulpo negro": una de los mejores programas de terror de la historia de la televisión, que tuvo un final horrible con una escena de un incendio de un auto sacada de una película yanqui que nada tenía que ver con el programa. Un berreta final, para un gran ciclo de Narciso Ibañez Menta.