-

-

"Si él se defendiera y dijera la verdad, el caos sería peor", dijo la novia de Ortega

24 de julio de 2013

Mientras Guillermina Valdes disfruta de sus vacaciones con sus hijos en Estados Unidos, Ivana Figueiras, novia del productor, abrió, de nuevo, la polémica.

Continúa el escándalo entre Guillermina Valdes y Sebastián Ortega por el viaje que hizo la modelo a Estados Unidos con sus hijos y la familia de Marcelo Tinelli.

 

Mientras tanto, en Buenos Aires el productor decidió no hablar más del tema –solo se limitó a enviar un comunicado antes del viaje que realizó su exmujer con Dante, Paloma y Helena- pero la que sí tomó la posta es Ivana Figueiras, su novia.

 

"Sebastián es un padre súper presente, sensible, que ama a sus hijos, no quiere que les falte nada y los ve todos los miércoles y fin de semana por medio. Sebas da la vida por Dante, Paloma y Helena. Me da mucha bronca cuando dicen que no los quiere ver, es una mentira muy cruel y no se lo merece. Yo realmente sé que da todo por sus hijos, desde lo afectivo hasta lo económico", explicó en un reportaje a la revista "Hola!" de esta semana.

 

"Hace dos años se separó. Fue un cambio muy grande para toda la familia. Vivían en barrio cerrado en Pilar y de repente los chicos cambiaron su estilo de vida y están más expuestos. Para un padre que es famoso y que se preocupó y ocupó toda la vida de preservar a su familia, eso es duro. Porque se desmoronó su estilo de crianza en dos segundos", agregó.

 

Luego habló del cambio de su vida desde que comenzó su relación con Ortega: "Fue complejo pasar de ser anónima a tener cámaras en la puerta de casa. Pero ya entiendo el juego y sé que no quiero ser parte".

 

Además, aclaró: "Desde que estoy con Sebastián mi vida cambió, ahora sé qué es lo que quiero". Con respecto a la versión de que el clan Ortega no deja trabajar a las mujeres de la familia: "Es un mito, de lo más ridículo que escuché en mi vida".

 

Por último lanzó un mensaje que traerá mucha repercusión, si Ortega lo cumple: "Las mentiras duelen y dan bronca. Pero estoy segura de que si Sebastián se defendiera y dijera toda la verdad, el caos sería mucho mayor".

Temas