Dos mundos: los que extrañan a Tinelli, y los que lo quieren jubilar

26 de agosto de 2013

Durante lo que va del año ya hemos escuchado todas las teorías posibles sobre el conductor. Entre los que lo apoyan y los que lo quieren ver lejos de la televisión.

Por Rodrigo Lussich
@rodrigolussich

Por Adrián Pallares
@adrianpalla

Marcelo Tinelli
como nunca brilla por su ausencia. Y cuando decimos "brilla", lo decimos de verdad. Su año afuera de la televisión hizo que las aguas se dividieran como nunca. Como si fuera un tema político, están los "tinellistas" y los "anti tinellistas". Dos grupos bien distintos que tienen en común al conductor más importante de la televisión argentina de los últimos veinte años.

Los que quieren jubilar a Tinelli son los que titulan: " no se lo extraña", "este año no vuelve", "las ficciones funcionan bien", "la televisión no lo necesita". Todos escuchamos estas declaraciones, y todas tienen algo de real, pero mucho de subjetivo, mucho de facturas pendientes con Tinelli, y mucho interes por ver lejos de la televisión al titular de Ideas del Sur.

Por otro lado están los que insisten con: "vuelve antes de fin de año", "se hacen los especiales", "varios canales lo quieren", "Tinelli es una opción siempre", todas estas también son declaraciones con cierta verdad y algo de subjetividad.

La realidad no la tiene nadie obviamente, pero el énfasis que algunos ponen a la hora de hablar de "ciclo cumplido" o "fin de una era", nos hace dudar de que eso sólo sea la opinión de un periodista inocente; mas vale suena a bronca acumulada o simple ninguneo a Tinelli.

Quedan cuatro meses para que termine el 2013, y veremos en estos 120 días si hay posibilidad de que Tinelli regrese, o habrá que esperar al año que viene. Pero en este tiempo lo que es seguro es el enfrentamiento entre los que lo quieren "jubilar" a Marcelo y los que creen que es indispensable como el agua y el aire. Nosotros pensamos que como en muchos temas, el término medio es la mejor solución para un asunto que mueve muchas pasiones y demasiados intereses.

Temas