-

Empezaron a educar a Nina: desopilantes escenas de Siciliani tratando de imitar a su doble

12 de abril de 2016

Su hermana gemela cayó presa en Ibiza y es contratada por la familia para que la reemplace en la vida social, entonces Nina debe aprender todos los gestos, lenguaje y actitudes, bien opuestas a ella.

Con una secuencia de varias escenas cortas, en Educando a Nina comenzaron a mostrar el eje que le da fuerza a la historia: el contraste entre las dos hermanas gemelas y contrapuestas interpretadas por Griselda Siciliani, y la necesidad de que una de ellas (la popular Nina) comience a imitar a la otra (la arrogante y fina Mara).

Como Mara cayó presa por viajar a España en un avión privado en el que le metieron droga sin que ella se entere, Manuel (Juan Leyrado) decide contratar a su gemela para que la reemplace en su rol y así evitar que la gente se entere. ¿El propósito? Que el negocio del que participa en la editorial no se vea perjudicado por la mala imagen de Mara.

A partir de esto, Nina -cantante de una banda de cuarteto- comienza una maratónica carrera para adaptarse al lenguaje, gestos y actitudes de su hermana, bajo el coaching de Patricio (Diego Ramos).  

Cómo caminar, qué frases y muletillas decir, de qué manera comer con palos chinos y hasta cómo bailar forman parte del aprendizaje. Con una Griselda Siciliani perfecta en la comedia, Nina intenta adaptarse a su nuevo papel, y en ese camino lanza frases como "me pasan cosas (al escucharla a Mara): primero no le entiendo nada, es como que habla otro idioma, y segundo, es una boba tu amiga".

      griselda siciliani

 

Temas