Gerardo Rozín: "En el primer ciclo de 'Morfi, todos a la mesa' subí 9 kilos y no los bajé"

03 de abril de 2017

Gerardo Rozín admitió las tremendas tentaciones que sufre en el programa que conduce en el que está continuamente rodeado de comida rica y variada. En este marco, confesó que ya tuvo consecuencias.

Gerardo Rozín vive de éxito en éxito con Morfi, todos a la mesa, que ya va por su segunda edición y sigue siendo elegido por la gente. Lo cierto es que no todo es positivo para el conductor, que sufre con las tentaciones que significan para él estar tanto tiempo expuesto a la comida.

      Embed

En una entrevista íntima en Pronto, Rozín confesó su fuerte debilidad y que subió de peso desde que comenzó el programa y no se puedo recuperar.  "Estoy más cerca de dejar el periodismo que de aprender a cocinar. No aprendí nada porque no me gusta. Lo que me aportó Morfi fueron 9 kilos", contó, con humor el conductor y productor. 

"Cuando arrancó el programa, estaba haciendo dieta con Dr. Ravenna y bajé 20 y pico de kilos antes de empezar. Estuve casi un año en ese peso, pero empezó el programa y el primer año sumé 9 kilos. Después no los bajé, pero tampoco seguí subiendo", lamentó.

En este línea, admitó que padece este aumento de peso: "Me siento bien, pero me recontra jode tener kilos de más. Lo tremendo es convivir 6 días a la semana con estímulos extraordinarios. Todos los días tenés recetas nuevas y ricas".

Temas