Griselda Siciliani sobre su separación de Suar: "Hicimos terapia de pareja"

13 de agosto de 2017

Griselda Siciliani habló de su relación con Adrián Suar, con quien estuvo 10 años en pareja y tuvo a su única hija Margarita. La actriz se animó a hablar de cómo vivió la separación y cómo intentaron recuperar el amor

En medio del gran éxito de Sugar que se entremezcla con el escándalo desatado con Araceli González, Griselda Siciliani no le esquiva a nada y le hace frente a los rumores, las críticas y los “fantasmas del pasado”.

Separada hace casi un año de Adrián Suar, la actriz recuerda los diez años que vivió al lado del productor televisivo y no tiene reproches: “No lo siento como un fracaso sino como una prueba superada. Fuimos una pareja súper exitosa. Tuvimos siempre una relación increíble y la seguimos teniendo. Criamos a nuestra hija juntos. Nos adoramos”.

“El amor de pareja no está, pero sí el de familia. Adrián es una persona excelente”, agrega en una extensa entrevista para Revista VIVA.

En este marco, confesó que ambos intentaron reconstruir la relación: “Hicimos terapia juntos pero no quiero dar detalles porque Adrián no quiere. Creo que muchas parejas en nuestra situación se hubiesen quedado juntas for ever. Nosotros corremos riesgos. Por lo menos yo soy así, y creo que Adrián también. Yo corro riesgos con la pareja y con el trabajo.

Respecto a los temores de “patear el tablero”, Siciliani fue sincera: “Siento que hay algo que me dieron, no sé si mi familia o quién, que es la libertad. Me siento bastante libre dentro de lo que se puede. Y defiendo eso”.

Por otra parte, aclaró que está soltera y lo está disfrutando: “Por ahora estoy sola. Y disfruto de esta soltería. Hacía mil años que no era soltera. Igual siempre fui muy parejera, muy noviera”.

Mientras que si volvería a estar con un actor, advirtió: “Ahora no veo ninguno que me guste... Pero no creo. Podría estar con un diarero, sería mejor. En serio. Si me enamoro, él puede tener cualquier profesión. Cuando me enamoro, me agarra un ataque de amor y ahí voy. Lo que sí: me aburren los hombres solemnes”.

Temas