Aysine, el cantante de Salta la Banca, negó las acusaciones de abuso pero tuvo un grave fallido

20 de septiembre de 2017

El músico hizo su descargo luego de que se viralizaran los testimonios de varias mujeres acusándolo de abusador pero lanzó polémicas frases.

Santiago Aysine, el cantante de Salta la banca, negó las acusaciones de abuso que varias mujeres hicieron en Twitter.

Esto comenzó con una acusación que claramente es falsa de alguien que no conozco y de algo que no pasó. En esa primera acusación se hablaba de que yo en principio quise robar un beso, que es algo que no he hecho casi nunca en mi vida, salvo con alguien que sí conocía y tenía un vínculo. En segundo lugar, ¿tocar a alguien? Una pavada gigante también. Me tomó por sorpresa y me pareció una locura", aseguró en diálogo con el programa radial Vergüenza ajena, de la Rock & Pop de Córdoba.

"Creo que es un momento en el que es necesario que las mujeres digan cosas, y caí en la volteada. Detrás de las acusaciones hay bastante saña. Está bien. Habrá que escuchar a las víctimas (SIC) y yo tendré que salir a negarlo porque nunca pasó, nunca en mi vida abusé de nadie. Es algo que jamás haría en mi vida", dijo el músico al lanzar así un fallido porque habló de "víctimas" cuando niega las acusaciones de abuso.

Además dijo que nunca ha sido “una persona machista desde lo verbal”. “He peleado y he sido agresivo como cualquiera cuando me peleo, pero eso no contempla el sexo. No soy un abusador, jamás lo fui y todo lo que he hecho en mi vida fue absolutamente consensuado”, se defendió, con otra frase polémica.

Los relatos y acusaciones en Twitter

Las acusaciones vinieron de distintos perfiles de la red social.

Desde la cuenta @Rocioo_lpda la mujer relató paso a paso una situación de acoso de la que también participó el mùsico Santiago Maggi.

Embed

Otra usuaria llamada @Nuttycita lo trató directamente de “acosador”; @EspMartina dijo que el artista es “machista repulsivo”, y @_SoleMerk2 relatò con detalles una penosa situaciòn.

“Bueno, después de muchos años era hora de decirlo y al fin puedo contarlo sin sentir que fue una pavada”, aseguró esta última, junto a un largo texto que él se la había tirado y “tocado”, al igual que había sucedido con “otras pibas”.

Embed

Más mensajes

Embed
Embed
Embed
Embed

Temas