-

-

Marina Calabró se quebró al recordar a su papá: "Espero que me haya perdonado"

23 de diciembre de 2017

La periodista habló sobre cómo transitó la enfermedad de Juan Carlos Calabró y su posterior muerte y expresó que "tendría que haber estado más" junto a su padre en sus últimos días.

Marina Calabró rompió en llanto al recordar los últimos días con vida de su papá, el recordado y admirado Juan Carlos Calabró. La panelista no pudo contener las lágrimas cuando fue invitada a hacer un mea culpa durante una entrevista íntima.

marina 1.jpg

Tendría que haber estado más con papá. Me dolió tanto su agonía que me costó acompañarlo, lo negaba, me costó ponerle el cuerpo a esa enfermedad como sí lo pudo hacer Iliana”, expresó Marina y aclaró que no era por falta de tiempo o por desinterés sino por “falta de recursos interiores para afrontarlo”.

“Esos días que perdí con él son irrecuperables”

No pude, y era consciente de que no podía. Es que, como a él, me cuesta afrontar la muerte y me cuesta pararme frente a la agonía y la idea de ponerle el cuerpo a una enfermedad. Fue una enfermedad muy demandante, de mucha internación, de mucho deterioro físico”, recordó, invitada al programa "Vino para vos".

marina 2.jpg

Sobre el rol que cumplió su hermana durante la enfermedad de Calabró, Marina reconoció: “Admiro que Iliana pudo, pero también la envidio. Me hubiese gustado poder estar yo. Le agradezco que haya estado. Un día Iliana me dijo ‘Mari, papá se va a morir y necesita que estés vos, no puedo poner más excusas, él quiere que estés’”.

los-calabro.jpg

“Tendría de que haberlo hecho mejor, espero que me haya perdonado”

En un mar de lágrimas, Marina consideró que “esas horas, esos días que perdí con él son irrecuperables”.

Por otro lado, reveló cómo fueron sus últimas conversaciones con su papá: “La tranquilidad que me queda es que lo acompañé en la última diálisis y le dije ¿papi, vos me querés a mí?, y me dijo ‘con toda mi alma hija’. Nunca me lo había dicho con tanto énfasis, tanta intensidad, ni con esas palabras […] Eso me dejó un poco más tranquila, pero soy consciente que tendría de que haberlo hecho mejor, espero que me haya perdonado”.

Temas