Desde el Madison hasta el Senado: los mejores momentos en la vida artística de Sandro de América

04 de enero de 2018

Es difícil recopilar los pasajes más trascendentales en una carrera tan vasta y completa como la del "Gitano". Pero no imposible. Sin duda, estos momentos marcaron la vida artística de Roberto Sánchez y quedaron también impregnados en la memoria de la gente.

Por Alejandro Farina

Un 4 de enero de 2010 uno de los mayores ídolos que dio nuestro país nos dejaba físicamente, para pasar a convertirse en la leyenda. Este jueves de enero se cumplen ocho años de esa partida y lo recuerdan en toda la Argentina.

Pero si nos remontamos hacia donde todo comenzó, nos damos cuenta que es difícil seleccionar algunos momentos de tantos que nos dejó el "Gitano". Aunque uno de los primeros, sin lugar a duda, fue la grabación de su primer single en 1963.

Luego de los primeros éxitos con "Los de Fuego", en septiembre de ese año y cuando tenía apenas 18 años, Sandro grabó su primer single para la discográfica CBS, el cual incluída dos canciones: "¿A esto le llamas amor?" y "Eres el demonio disfrazado".

Estas dos canciones -covers de Paul Anka y Elvis Presley respectivamente- serían la punta de lanza del inicio de su carrera más exitosa y popular. De hecho, tres años más tarde, Roberto ya era tomado como uno de los "precursores del rock nacional" por su influencia del rocknroll norteamericano.

Sandro_-_A_Esto_Le_Llamas_Amor.mp4

De hecho, un dato que no todos saben, es que el famoso bar de Pueyrredón 1723 (La Perla de Once) que luego sería la "cuna del rock nacional" fue iniciativa de Sandro y "Pajarito" Zaguri, quienes le dieron espacio a nuevos artistas como Litto Nebbia, Tanguito, Moris y más.

Un momento trascendental en la vida del "Gitano" fue cuando gana el primer Festival de Buenos Aires de la canción en el 67, luego de que su manager -Oscar Anderle- lo incentivara a explorar el mundo de la balada.

El cantante eligió la canción "Quiero llenarme de tí" y con ella resultó triunfador. Incluso debieron ir a buscarlo a un bar cercano al que había ido a tomar un café pensando que no ganaría. Eso le valió ingresar al mercado internacional, especialmente, Latinoamérica.

sandro

Pero fue en 1970 que llegó al lugar donde llegarían solo los grandes como Pappo, años más tarde. Sandro realizó su primera presentación en el Madison Square Garden de Nueva York, en el marco de la primera transmisión vía satélite brindada por un cantante en el mundo.

Después de la presentación, Sandro diría:

"Cuando comience a caminar la pendiente que por fuerza debe andar todo artista y haga el balance de mis cosas, veré que esto es quizás lo más importante que me pasó en mi vida artística". "Cuando comience a caminar la pendiente que por fuerza debe andar todo artista y haga el balance de mis cosas, veré que esto es quizás lo más importante que me pasó en mi vida artística".

En el 72 el "Gitano" llegó a otro mítico lugar, pero en este caso ubicado en el corazón de Buenos Aires: el estadio Luna Park, otro lugar consagratorio si los hay (y más en aquella época). Pero con una particularidad, se convirtió en el primer cantante argentino solista en presentarse en el recinto de calle Corrientes ante 10 mil almas.

En el 88 repetiría este espectáculo por sus 25 años de carrera ante más de 20 mil personas. para esa ocasión Sandro mandaría a poner butacas en las populares: "Mis fans deben pagar poco y todos deben estar bien sentados", expresó como una muestra de su grandeza.

Si bien el "Gitano" había conseguido gran popularidad tras películas de los 70 como "Operación Rosa Rosa", fue en 1990 que comenzó su carrera televisiva con puntos de rating exorbitantes. Fue el anfitrión de un programa semanal llamado "Querido Sandro" que se emitió por el Trece y con el cual ganó un Martín Fierro.

Sandro Te_propongo.mp4

Otra de las imágenes que quedaron tatuadas en la retina de la gente, fueron sus shows en el Gran Rex, ¡40! para ser exactos. Por esos recitales de fines de los '90 pasaron más de 130 mil espectadores para un verdadero récord de presentaciones en el teatro de calle Corrientes.

"Gracias... 35 años de amores y pasiones", fue el nombre de la seguidilla, luego de la que Sandro, en otra demostración de grandeza y humanidad, diría:

"Muchas de las personas que están sentadas en la platea no saben si van a comer al otro día. Yo sé que hay gente que hace muchísimos esfuerzos para verme y sé que hay gente que la deposita aquí en la entrada... ¿vos cómo vas a actuar? Si están entregando el alma, tenés de devolverlo con intereses". "Muchas de las personas que están sentadas en la platea no saben si van a comer al otro día. Yo sé que hay gente que hace muchísimos esfuerzos para verme y sé que hay gente que la deposita aquí en la entrada... ¿vos cómo vas a actuar? Si están entregando el alma, tenés de devolverlo con intereses".

sandro 40 gran rex

Ya en el ocaso de su vida, llegando a sus últimos años, en agosto de 2006 Sandro recibió la Mención de Honor del Senado argentino, en otro hecho que sin duda marcó su historia y reconoció su obra.

Con las consecuencias de su enfisema pulmonar, el "Gitano" se mostró emocionado ante el cariño de la gente y el reconocimiento de todo el país. Durante la ceremonia, Sandro dejó dos asientos de la primera fila vacíos para sus padres: "¡Vieron viejos, hasta dónde llegó el nene!", dijo al sellar su discurso. Otra frase que enmarcaba perfectamente la personalidad de este grande de verdad.

sandro Mencion_de_Honor_2006.mp4

Temas