-

Michel Noher, entre los miedos del estreno y su rol como padre: "Disfruto de aprender con Antón"

10 de mayo de 2018

A horas del debut de "El hijo eterno", el actor habló con RatingCero.com sobre la trama de la obra, sus miedos como padre de Antón y cómo vive su agitado día a día.

Michel Noher no para un segundo. El actor vive jornadas muy intensas que divide entre las grabaciones de 100 días para enamorarse, el estreno de El hijo eterno y su rol como padre de Antón, fruto de su relación con Celeste Cid, de quien se separó hace pocas semanas.

“No tengo tiempo para nada, entre grabaciones, los ensayos… Las cosas se procesan en simultáneo, no tuve tiempo de parar y pensar”, reconoció en diálogo con RatingCero.com en relación a su situación personal.

michel-noher-el-hijo-eterno (1).jpg

En medio del duelo de una separación, el actor optó por concentrarse en el teatro y se mostró feliz por su presente laboral: “Estoy entusiasmado con las cosas que estoy iniciando, muy contento”, aseguró Michel. Este viernes estrena El hijo eterno basada en la novela homónima de Cristóvão Tezza.

Al ser consultado sobre si su ex pareja iba a asistir al evento, con buena onda respondió: “Celeste se va a quedar con Antón, alguien lo tiene que cuidar. Está todo bien, somos una familia”.

A horas del estreno, reconoció que hacer esta obra es como “saltar al vacío”: “Tengo muchos nervios porque por primera vez estoy solo en escena, es todo un desafío, pero a su vez my contento por la historia”.

"Celeste se va a quedar con Antón, alguien lo tiene que cuidar"

“La obra trata sobre un tema universal: la relación entre un padre primerizo y el nacimiento de su hijo; cuenta cómo se desarrolla esa relación que habla del amor y de cómo nos cuesta madurar y relacionarnos con ese otro, que es distinto a lo que esperamos y a lo que somos nosotros”, contó Michel, quien se describió como un papá “muy dedicado” y confesó cuáles que tuvo sus propios temores previos al nacimiento de Antón.

michel-noher-el-hijo-eterno (2).jpg

“Uno tiene miedo al encuentro con un mundo desconocido, es una puerta que uno atraviesa y hay que aprender a lidiar con eso del amor sin preguntas, no hay nada que dudar y hay que acompañar y hacer”, reconoció y rescató cómo vive su relación con su hijo de un año y medio: “Disfruto mucho de estar con él, de aprender juntos a medida que crece y a darle lo que necesita”.

michel hijo anton.jpg

Michel no duda que su paternidad lo ayudó a componer el personaje y a reflexionar sobre su rol: “Después de ser padre hay un acercamiento distinto, no sé cómo hubiese sido hacerla antes. Hay cosas y resortes internos que están saltando, es un lindo modo de pensarse uno como padre”, indicó el actor.

"Soy ritualista para la energía que requiere el espectáculo"

michel-noher-jean pierre noher.jpg

La relación padre-hijo no solo la lleva a cabo en la ficción sino ensayo tras ensayo. La obra se realiza hace ocho años en Brasil, donde es todo un éxito, y el proyecto llegó al teatro Cultural San Martín de la mano de Jean Pierre Noher, papá de Michel, que oficia de productor: “Trabajar con él es muy lindo porque le surgió la idea de hacer la obra hace dos años, me la comentó y se empezó a gestionar. Es divertido ir viendo y pensando juntos cuál es el mejor modo de comunicar la historia”, contó el actor sobre lo que sucede tras bambalinas.

Como muchos actores, horas previas al estreno, Michel no ocultó tener sus cábalas: “No se cuentan, pero sí, soy ritualista en el sentido de buscar el modo de llegar a la energía que requiere el espectáculo. Voy más por hacer cosas con el quipo y armar una sensación de equipo”.

Temas