La conmovedora carta de Adabel Guerrero a su papá con un pedido especial

09 de junio de 2018

La bailarina decidió escribir un texto dedicado a su papá, a quien no ve desde que tenía dos años.

Adabel Guerrero atraviesa uno de los mejores momentos de su vida con el nacimiento de su hija Lola, fruto de su amor con Martín Lamela. Luego de ser madre, la bailarina no pudo evitar pensar en su niñez y decidió escribirle un texto a su padre, Edgardo Humberto Guerrero, a quien no ve desde que era muy pequeña.

Los padres de Adabel se separaron cuando ella tenía dos años. Edgardo se fue a vivir a Estados Unidos y desde entonces la bailarina no sabe nada de su vida ni su paradero. Es por esto, que antes de comenzar su carta, pidió especialmente que de alguna forma alguien le haga llegar el texto a su papá.

Tengo a mi hija en brazos y pensaba: ¡pobre mi viejo! La verdad es que no tengo la menor idea de qué fue lo que pasó y creo que nunca lo voy a saber […] Me dio lástima al pensar en lo que te perdiste. No creo que no hayas querido vivirlo porque te considero un buen. Me dio pena por vos y por mi vieja”, le expresó Adabel.

"Me dio lástima al pensar en lo que te perdiste. Me dio pena por vos y por mi vieja”

Según explicó la bailarina, fue una psicóloga la que le recomendó “hace muchos años” escribir una carta para completar los vacíos que tenía por la ausencia de su padre.

“Recién miraba a Lola a los ojitos y sentía el amor más maravilloso y profundo que jamás he sentido. Y trataba de recordar momentos en los que pasamos juntos y me los imagino maravillosos. Una hija con su papá, puro amor”, pensó Adabel al tiempo que se preguntó “¿qué pasó?” con su padre, “¿por qué no estuvo?”.

"Aprovecho esta carta para pedirte perdón porque yo tampoco tuve las mejores actitudes hacía con vos"

“Aprovecho esta carta para pedirte perdón. Perdón porque sé que yo tampoco tuve las mejores actitudes hacía con vos, y me di cuenta de eso ya de grande”, reflexionó la bailarina sobre su forma de reaccionar ante la situación e indicó que, si bien nunca va a saber la verdad de lo que sucedió, puede “juntar pedazos todos de recuerdos” y hoy decirle que lo lamenta mucho.

“Lamento que no hayas podido vivir estos momentos mágicos con un hijo. Momentos que ya no van a volver nunca más. La puta madre, ¡Lola es tan parecida a vos!”, le remarcó y recapacitó: “La vida me pone pruebas en el camino para sanarme, para aprender que esto jamás me lo perdería por nada del mundo”.

"Lamento que mi niña Adabel no haya podido tener a su papá, le hizo mucha falta"

Y concluye el texto con un conmovedor deseo y una reflexión: “Ojalá hayas vivido cosas tan hermosas como lo es mirar a tu bebé a los ojos y entender el universo. Lamento que mi niña Adabel no haya podido tener a su papá, le hizo mucha falta. Hoy por hoy mi niña ya es mamá de una hermosa niña, Lola”.

Temas