-

-

De Rebelde Way a Hollywood: cómo fue la vida de Vicky Maurette tras el éxito de la tele

02 de julio de 2018

La actriz saltó a la fama como "Vico" en la tira de Cris Morena y, tras su paso por Hollywood, incursiona en el teatro con "El juego que todos jugamos". En diálogo con RatingCero cuenta cómo fue transitar el éxito y abrirse a otros mundos.

Vicky Maurette cantaba en un conocido bar de Palermo cuando la fama tocó a su la puerta y el mundo Cris Morena la obnubiló. Horas de grabaciones, shows en el Gran Rex, giras en Israel y los comentarios en la calle: todo le llegó de golpe a la actriz que por ese entonces tenía 18 años, pelo corto y ratoneaba a los adolescentes con el uniforme del Elite Way School.

Me costó la exposición en su momento. De repente entré a trabajar y para mí era un juego”, recuerda Vicky, ahora con 35 años y un amplio camino recorrido. La falta de redes sociales en el 2002 hacía que el contacto con los fans fuera directo y se notaba: “Salías a la calle y todo el mundo comentaba ‘está gorda, está flaca, mirá quién está’. Me costaba mucho despegarme y no escuchar lo que se decía”.

En diálogo con RatingCero y luego de 17 años puede analizar lo que fue la vorágine de la tele: Con el paso del tiempo me doy cuenta que la fama dura poco, son momentos, no hay que inundarse con las opiniones que uno escucha de los otros, hay que hacer lo que uno quiere, seguir con su vida y su meta. La mía es actuar, entretener, crear”, considera y recomienda: “Que el bullicio no te desvíe de lo que realmente querés hacer”.

Entrevista video 1.mp4

Después de Rebelde Way incursionó en la comedia con No hay 2 sin 3 con Pablo Granados, Pachu Peña y Feddy Villareal: “Fue una época que la pasé muy bien, nos divertíamos mucho con el grupo que habíamos armado, hacíamos muchas bizarreadas”, rescata de ese entonces.

"Necesitaba alejarme de la tele y encontrar mi centro"

La determinación de alejarse de la tele fue casi imprescindible: “Me costó pero fue una decisión que necesitaba tomar, alejarme un poquito, reencontrar mi centro y lo que realmente tenía ganas de hacer, entender quién era yo en la vida”, Ahora, parada en otro eje, asegura que “bajar unos cambios vino bien”. Aunque volver al ruedo tampoco le resultó sencillo: Hoy con 35, me diría ‘Vicky tranquila, esto es lo que te gusta hacer, lo que viniste a hacer al mundo, relajate y confiá en tus talentos que las oportunidades te van a llegar”, reflexiona.

Íntima, mujer y mamá

“Soy madre hace seis años y me cambió todo”, cuenta la actriz con una sonrisa en el rostro y los ojos que le brillan cuando habla de su hija: “Las prioridades, cómo veo mi vida y en general. Me cambió como mujer y estoy feliz y súper agradecida de que esté mi hija en mi vida”, enumera.

"Me encanta la movilización de las mujeres por nuestros derechos"

Como mujer y a pocos días del debate por la legalización del aborto en el Senado, Victoria expone su postura: "Me encanta que haya esta movilización, que las mujeres nos paremos y reclamemos nuestros derechos, como trabajadoras y seres libres que somos. Estoy completamente a favor de la legalización del aborto y contenta por todo lo que está sucediendo".

Si tiene que describirse en la intimidad, destaca su tranquilidad y cuenta qué es lo que fomenta en esta "etapa de transición” –como lo describe -: “Soy muy tranquila, me ocupo de mi hija, de mí, trato de hacer ejercicio, comer sano, escribir y crear”.

Entrevista video 2.mp4

“Le presto atención al cuidado del cuerpo porque sé que si no lo hago, engordo”, admite. “Trabajo con mi cuerpo y me gusta estar sana. Intento agregar cosas a mi alimentación que sean buenas para mí. No me obsesiono con la perfección porque después uno cae en eso y no es bueno para la salud mental. Hay que aceptarse uno como es y estar agradecida del cuerpo que uno tiene”, reafirma Vicky para quien “las rutinas son buenas para mantener la cabeza en orden”.

En cuanto a su situación sentimental intenta no profundizar, se ríe mientras cuenta que “eso es para el psicólogo”, pero responde sincera: “Estoy en un momento de transición. Contenta, disfrutando del hoy, creo que eso es importante”. Hace unos años que asiste a terapia, le gusta autoanalizarse y asegura que analizar las situaciones de la vida es una ayuda a la hora de encarar sus trabajos: “Uno tiene que saber cómo trabaja su cabeza para poder interpretar y armar personajes diferentes”.

Entrevista video 3.mp4

Tras la exposición, Vicky se alejó de la tele, fue madre, incursionó en el cine de género en Hollywood (ver debajo "El 'Lado B') y ahora se la puede ver en el teatro, en una particular obra de Jodorowsky.

En medio del mundo racional y la magia de las señales se encontraba la actriz cuando El juego que todos jugamos llegó a sus manos: “Me pasó algo loquísimo. Estaba leyendo Psicomagia y dije ‘es una señal’. No entendía nada de lo que sucedía pero tenía mucha intriga de explorar y ver para dónde me llevaba el texto. Fue mágico y lindo y estoy feliz”, asegura.

Elenco-el-juego-que-todos-jugamos.jpg
Con dirección de <b>Ernesto Medela</b>, el elenco lo completan<b> Casper Esposito, Juan Ignacio Cane, Emmanuel Degracia, Alexia Martinovich y Sofia Romano</b>, y la obra tiene funciones los <b>sábados a las 23.45hs en el Teatro Regina</b>.
Con dirección de Ernesto Medela, el elenco lo completan Casper Esposito, Juan Ignacio Cane, Emmanuel Degracia, Alexia Martinovich y Sofia Romano, y la obra tiene funciones los sábados a las 23.45hs en el Teatro Regina.

El “Lado B” de Vicky: de Buenos Aires a Hollywood

Si bien nació en Argentina, a muy corta edad sus padres se trasladaron a Miami. Su inglés casi como lengua madre fue el puntapié a un casting para Left For Dead, una película de género. “Estaba viendo qué hacía con mi vida y para dónde encaraba mi carrera y apareció el casting. No perdía nada”, cuenta Vicky sobre su primera experiencia en “ese mundo” de películas de terror.

victoria-maurette-los-olvidados.jpg
Victoria Maurette en " id="2728865-Libre-267826638_embed" />
Victoria Maurette en "Los olvidados"

Apenas terminó el rodaje, Albert Pyun (Cyborg, 1989; Capitán América, 1990) “se la llevó” a Los Ángeles para protagonizar una película: “Todos los actores soñamos con eso de llegar a Hollywood, pensé que era una joda, ¡no me había hablado durante todo el rodaje!”, recuerda todavía incrédula. Fue así como Vicky se lució en Bullet Face junto a Steven Bauer (Scarface, Traffic), viajó a Francia y su nombre comenzó a aparecer en las carpetas de varios directores de género. En Argentina actuó en Los Olvidados y 27: el club de los malditos – ambas se pueden ver en Netflix-.

Vicky-Maurette -el-club-de-los-malditos.jpg
Victoria interpretó a Janis Joplin
Victoria interpretó a Janis Joplin

“Me encantaría dirigir cine pero le tengo respeto a los directores y siento que me falta conocimiento”. Dentro de sus favoritos se encuentran Federico Godfrid (Pinamar, 2016), Pablo Giorgelli (Invisible, 2017) y Nicanor Loreti. En su agenda tiene un proyecto para el próximo año en Chile y la realización de su propio film: “Estoy produciendo una película - que no es de género- y desarrollando el guion para presentar al INCAA”.

¿Cine, teatro o televisión? “No me quiero encasillar porque me parece que uno tiene que estar siempre abierto a las cosas que pueden suceder en la vida. Soy fanática de cómo se realiza el cine, por eso ahora me meto en producción. Me fascina el teatro también porque es una hora donde hay que volcar todo lo que entendés de la obra, de tu personaje y lo que sale, queda. Tele hace mucho que no hago así que no se hoy en día cómo se maneja – ya me siento vieja hablando así!-“.

Al consultarle cómo se ve en 20 años, se imagina: “Me gustaría seguir aprendiendo y creciendo en esto. Tratar de meterme detrás y delante de cámara, tener más maestros y guías. Me encanta crecer en lo que hago, para eso soy actriz”.

Temas