El descargo de Cabito, con fuerte mensaje a Matías Martin tras tener que dejar su programa

28 de noviembre de 2018

Sin nombrarlo directamente, el histórico partenaire carga contra el conductor tras tener que dejar el programa que compartieron por 15 años.

Cabito dejó de formar parte de Basta de todo después de integrar el ciclo conducido por Matías Martin durante 15 años. “Cabito no va a seguir en Basta... Es una decisión dolorosa de la cual me hago cargo como conductor del programa, del grupo y del equipo”, había mencionado el conductor en el grupo.

Pero Cabito respondió con tres extensos posteos en Instagram, que dan cuenta de la existencia de una interna y no de una mera decisión artística de un conductor. Sobre lo abrupto de su final en el ciclo, mencionó: “Primero iba a terminar a fin de año, después fin de noviembre y después me pidió que sea el viernes cuando terminaba la fiesta, es por eso que no subí al escenario a saltar y bailar con el grupo del programa, dado estaban festejando y mis manos estaban vacías como mi corazón, me pareció que no tenía nada para festejar”.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Esta es la mejor manera que encontré para despedirme de ustedes. El lunes en el programa me ofrecieron hacerlo al aire yo preferí que este sea el camino, con los que me siguen o los que quieran leer. En primer lugar mi agradecimiento eterno para ustedes queridos oyentes, quienes pagaron mi sueldo y acariciaron el alma con cada saludo, cada foto, cada comentario sobre las risas o cómo les cambia el humor en momentos difíciles. Fueron mi motor diario, mi razón y parte fundamental de mi pasión por el medio. No puedo dejar de agradecer todos los mensajes de amor, de respeto, de solidaridad q recibí estos dos días ( de amigos, de compañeros de otros programas de la radio, de sus conductores, de rrhh, de comercial, de clientes y sponsor q se convirtieron en amigos y soldados. De los oyentes silenciosos) Conteste todos y cada uno de ellos, con un nudo en la garganta. Es muy doloroso para mi esta situación, dejar un trabajo que ame durante más de 15 años y más de 18 en la empresa. Trabajo que me dio mucho y al que le di mucho yo también. Pero es eso, un trabajo. No es ni un matrimonio, ni un club de amigos. Y en un trabajo cuando sos útil o funcional sos parte y cuando dejas de serlo te invitan a retirarte. Y esta bien q así sea. Yo sé q estoy en deuda con ustedes, que este año no los hice reír tanto, fue un año muy complicado para mi, que arranco con la muerte de mi abuela (mujer q me crió) siguió con mi separación después de 8 años, eso afecto mi humor notablemente y perjudicó mi trabajo. imaginemos la situación de un gerente de banco, no le importa lo q pase en tu casa el juzga tu desempeño x q es un trabajo y esto también. Además hace muchos meses que me había informado q a fin de año se terminaba mi participación en el programa, no hay dudas que mi humor cambio. Primero iba a terminar a fin de año, después fin de noviembre y después me pidió q sea el viernes cuando terminaba la fiesta, es por eso que no subí al escenario a saltar y bailar con el grupo del programa, dado estaban festejando y mis manos estaban vacías como mi corazón, me pareció q no tenía nada para festejar. sigue....

Una publicación compartida por cabito (@cabito) el

Cabito habló con detalles de su situación de salud y dio a entender que Martin quiso que él deje el programa antes por este motivo: “Respecto a mi salud también se dijo que me jugó en contra y es verdad. Lo que tengo para decir es que la obesidad no es una elección, por ahí si tenés la suerte de no serlo o ningún familiar la sufre no sabes de lo que te estoy hablando. Pero cuando sos híper obeso tenés trastornos de sueño y te quedas dormido en cualquier lado, manejando, sentado o en una radio. Básicamente porque te falta el oxígeno. En ese momento hace casi 2 años me dijeron que yo no seguía por este motivo y gracias a la enorme gestión de quien era en ese momento el gerente artístico hizo que de vuelta la situación y la opinión de quien me había dicho que no seguía, que informemos que después de mi operación yo volvía al aire”.

Finalmente, lo acusa casi abiertamente de desaparecer en su difícil situación: “Alguien alguna vez me dijo que los amigos se cuentan 2 veces en las buenas para ver cuantos hay y en las malas para ver cuantos quedan. Mi suerte es que perdí muy pocos, pero fue duro el aprendizaje. Lo descubrí en mi operación. Cuando clínicamente dejé de respirar y mi corazón frenó un tiempito, situación que me llevo a terapia intensiva varios días. Ahí descubrí quien se preocupó, quien llamo, quien vino a verme y quiénes no. El golpe fue duro pero se aprende, cómo de esta situación también”.

¿Responderá Matías Martin?

Temas