-

Mora Godoy contó cómo vivió desde el escenario el show en el Teatro Colón

01 de diciembre de 2018

La bailarina habló con C5N sobre cuáles fueron sus particulares sensaciones en "Argentum", espectáculo del cual formó parte.

El Teatro Colón agasajó a los líderes del G20 con un show espectacular que emocionó a más de uno y representó al país entero. Dentro de los bailarines, se destacó la vuelta de Julio Bocca y el baile de Mora Godoy, quien interpretó una coreografía de tango junto a José Lugones.

“Lo viví tranquila, contenta y feliz, sobre todo cuando terminó y salió todo bien. Estaba menos ansiosa que cuando bailé para Obama, porque esa vez bailé sola. Me sentí muy cómoda”, contó Mora en diálogo con Tarde Xtra por C5N.

Mora Godoy

La bailarina reconoció que siguió muy de cerca lo sucedido con el G20, aunque no tuvo la oportunidad de saludar a los líderes de los diferentes países parte: “Ellos estaban en otro piso y el palco te comunicaba directamente al salón dorado, en lo de Obama estábamos todos en el mismo lugar, los famosos tampoco tuvieron contacto”, explicó.

En ese sentido, se diferenció del presidente Mauricio Macri, quien no pudo evitar las lágrimas en los ojos al finalizar el espectáculo: “No estaba emocionada, estaba contenta y feliz pero no se me corrió la lágrima, tal vez porque estaba muy concentrada mirando el Colón. Hay que tener frialdad para poder bancártelo y que no te ganen los nervios y no falles”.

A su vez, la bailarina rescató la importancia de la participación de Julio Bocca, con quien compartió un íntimo momento antes de subir al escenario: Lo saludé, hicimos el calentamiento juntos en el piso del Colón. Le pregunté si estaba feliz, le pregunté si extrañaba bailar y me dijo que no. Lo admiro mucho. Él puso el ballet en un lugar popular. Todos se enamoraron de él y por ende del ballet, es un ícono, un símbolo”.

En cuanto a la preparación del show, contó: “Veníamos ensayando aparte y nos plegamos hace dos semanas. Ellos vienen ensayando hace dos meses. Hubo un casting muy estricto, los que quedaron para el tango son de mi compañía. Tuve que hacer otro casting y armar otro porque no tenía bailarines. Entreno y me cuido un montón, ensayo, hago shows, por el momento voy a seguir. Me siento una difusora del tango que me llevó a ponerlo en un lugar donde no estaba”.

Temas