Ian Guinzburg se confiesa: el desafío de hacer una obra intimista y la inevitable comparación con su padre

09 de enero de 2019

En diálogo con este portal, el hijo de Jorge Guinzburg detalla sus presentaciones con la obra "Pulmones" en Mar del Plata y se refiere a la presión que genera el portar el apellido de su famoso padre.

La cartelera de teatro marplatense ofrece opciones distintas a las que están en boca de todos. Una de ellas es la obra “Pulmones”, que se presenta los viernes de enero y febrero en la sala Nachman del teatro Auditorium.

Bajo el libro original de Duncan Macmillan y la dirección de Jennifer Aguirre Woytkowski, Ian Guinzburg y Lucien Gilabert sostienen durante algo más de una hora una historia basada en el planteamiento de una pareja de tener un hijo en un mundo cada vez más hostil a esos fines.

En diálogo con RatingCero.com, Guinzburg habla del desafío de llevar una obra de este estilo a los veraneantes de la Costa Atlántica y se refiere a las comparaciones con su recordado padre Jorge.

- Después de presentar la obra en Buenos Aires y de gira por el país: ¿encontrás algún desafío especial en enfrentar al público veraniego de Mar del Plata?

- Es un gran desafío. La cartelera marplatense fue creciendo con el correr de los años, la variedad y el nivel de espectáculos que hay es muy grande, asumimos una gran responsabilidad con el teatro que nos invitó a participar de esta temporada. El público está acostumbrado a ver grandes obras y trabajamos mucho para estar a la altura, lo tomamos como un premio por toda la pasión y el esfuerzo que le pusimos. Estar en el Auditorium es un escalón importante para seguir creciendo. Pude acompañar a mi viejo en varias temporadas y la gente va al teatro a disfrutar del espectáculo, la gran mayoría está de vacaciones en Mar del Plata, tiempo de preocupaciones hay de sobra.

- “Pulmones” es una obra que se hizo en muchos países: ¿creés que el contexto difícil de Argentina aporta un valor agregado a lo que plantea el texto original?

- ‘Pulmones’ es una obra universal. Los temas centrales nos tocan a todos de cerca sin importar de dónde venimos: el amor, las relaciones de pareja, la paternidad, la conciencia ecológica. Somos argentinos, atravesados por los cambios de paradigma, la crisis socio política, el movimiento feminista, etcétera, y la temática de la obra nos interpela. Desde la primera lectura se convirtió en una versión local. Ponemos nuestra argentinidad en el escenario, para acercar aún más la obra al público.

Pulmones 5.jpg

- En el escenario solo están Lucien (Gilabert) y vos. Considerando que hace muchos meses hacen la obra: ¿qué tan importante resulta el vínculo personal en la performance de cada función?

- Es fundamental. Con Lucien tenemos una excelente relación, una amistad que traspasa el escenario. Es un texto muy complejo que demandó muchas horas de lectura y ensayo, era muy importante llevarnos bien y se dio muy fácil, los dos tenemos mucho amor por lo que hacemos y somos muy responsables con el trabajo. Junto con Jennifer, la directora, armamos un gran equipo que facilitó el trabajo para llegar a crear un vínculo tan fuerte como el que tienen los personajes en la obra. Estamos muy contentos con el resultado y muy convencidos de lo que estamos contando.

- Tu padre (Jorge Guinzburg) fue un referente del mundo del espectáculo querido por muchos: ¿ser su hijo te genera una presión extra en tu trabajo o es algo a lo que no prestás atención?

- Es una presión. Si sos actor ‘y claro, si este está acomodado’, apareces en tele ‘nunca vas a tener el talento de tu viejo’, te hacen una nota ‘nunca un contador, todos vagos estos hijos de’ y así podría seguir la lista de poemas. Tal vez me anote en la UBA. Aunque siempre puede haber un ‘le dio miedo seguir los pasos’.

Pulmones 3.jpg

“Pulmones” se presenta los viernes de enero y febrero en el teatro Auditorium de Mar del Plata, con entradas a 200 pesos.

Temas