María Julia Oliván, feliz por los avances de su hijo con condición del espectro autista

31 de enero de 2019

La periodista contó una de las tantas batallas que enfrenta junto a Antonio, su marido, y un grupo de profesionales que la acompaña.

En Instagram, la periodista (que dejó Intratables en noviembre para dedicarse de lleno a su hijo) dio a conocer uno de los logros de Antonio: volvió a comer naranjas, algo simple para cualquier bebé que en este caso se transforma en un paso importante y muy gratificante.

"Gracias a mirar el video que encontró mi amor @arielslatam y al trabajo que venimos haciendo en TO con Sonia Reijenstein y con la licenciada Ceci Alais hoy, después de un año de no probar una sola fruta, Antonio volvió a su primer amor... las naranjas...”, relató Oliván, junto a un video del niño mirando un video y comiendo la fruta.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Gracias a mirar el video que encontró mi ❤️ @arielslatam y al trabajo que venimos haciendo en TO con Sonia Reijenstein y con la lic Ceci Alais hoy, despues de un año de no probar una sola fruta, Antonio volvió a su primer amor.. las naranjas.. los chicos neurotípicos muchas veces tampoco comen frutas pero, para las mamás de nenes que pueden estar en el espectro #tea o #cea (para mí es #CEA) lograr que nuestros nenes no hagan rígidas sus costumbres alimenticias es un desafío constante.. un camino muchas veces complicado porque todo para nosotras se presenta como una batalla a ganarle al cansancio o al desánimo o a la maldita burocracia que tantas veces nos hace llorar. Muchas cosas nos cuestan el doble de trabajo y el futuro de nuestros hijitos depende en gran parte de nuestra capacidad de darle batalla -sin caer- al desafio que tenemos por delante. Con nuestra fe en alto con la mirada en nuestros hijos porque nosotras no podemos darnos el lujo de estar en otra, de boludear y no prestarle atención a los nenes porque en eso nos va el todo. Con todo eso, vamos en nuestra crianza compartida con terapias y gente luminosa que se nos cruza en elcamino y nos da fuerza y nos entiende y nos anima como me pasó a mí con @alexiarattazzi y tambien con mi amiga @eva_garcia_roseti entre muchísima gente .. ustedes dirán tanto lío porque el nene comió una naranja? Y sí.. para mí ésta es una de las mil batallas diarias que me empecino en ganar. Y las quiero ganar todas.. ya me conocen Y ahora cuando lo duerma le voy a decir al oído lo mismo que todos los días; los que no hace caso ni come frutas tambien. Le voy a decir “estoy muy orgullosade vos mi amor porque estás logrando todo lo que te proponés” él se ríe, me mira fijo y me pone la oreja cerca de la cara para que le de un beso. Qué quieren que les diga? Hay un programa mejor que éste? Creo que no.. #amordemadre #nutricion #mamas #empoderadas

Una publicación compartida por Maria Julia Olivan (@majuliaolivan) el

Luego explicó que su satisfacción tiene que ver con que los niños con condición del espectro autista (CEA) o trastorno del espectro autista (TEA) tienden a hacer "rígidas sus costumbres alimenticias". "Lograr eso es un desafío constante", aseguró.

"Muchas cosas nos cuestan el doble de trabajo y el futuro de nuestros hijitos depende en gran parte de nuestra capacidad de darle batalla -sin caer- al desafío que tenemos por delante. Con nuestra fe en alto con la mirada en nuestros hijos porque nosotras no podemos darnos el lujo de estar en otra, de boludear, y no prestarle atención a los nenes porque en eso nos va el todo”, agregó.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Mamá extraña mucho los días en los que no podías largar la naranja #aboulastsummer

Una publicación compartida por Maria Julia Olivan (@majuliaolivan) el

La periodista también destacó la importancia del apoyo de su entorno y de buenos profesionales.

"Vamos en nuestra crianza compartida con terapias y gente luminosa que se nos cruza en el camino y nos da fuerza, y nos entiende y nos anima, como me pasó a mí con @alexiarattazzi y también con mi amiga @eva_garcia_roseti, entre muchísima gente. Ustedes dirán ‘¿tanto lío porque el nene comió una naranja?’ Y sí... para mí esta es una de las mil batallas diarias que me empecino en ganar. Y las quiero ganar todas... Ya me conocen”, continuó, contenta por el logro.

“Y ahora cuando lo duerma le voy a decir al oído lo mismo que todos los días; los que no hace caso ni come frutas también. Le voy a decir 'estoy muy orgullosa de vos, mi amor porque estás logrando todo lo que te proponés'. Él se ríe, me mira fijo y me pone la oreja cerca de la cara para que le de un beso. ¿Qué quieren que les diga? ¿Hay un programa mejor que este? Creo que no. #amordemadre #nutricion #mamas #empoderadas”, cerró, con mucho amor y ánimo.

Temas