-

No resiste el archivo: el día que Amalia Granata se quejaba de lo que ahora critica

17 de marzo de 2019

La panelista asegura que las madres no son víctimas de los padres ausentes. Cuando le tocó a ella, sin embargo, expresó varias veces su malestar.

Amalia Granata cree que las mujeres que crian solas a sus hijos, sin la cuota alimentaria del padre o la presencia afectiva, no son víctimas de esa situación.

Así lo dijo en una discusión con Jimena Barón, luego de ir en contra de la campaña #yocriosola, ideada para apoyar a la actriz en su cruce con Daniel Osvaldo.

"Se quieren empoderar y salen a dar lástima con 'el yo crié sola a mi hijo'. ¡Pónganse de acuerdo o se empoderan o se victimizan! La víctima de esa situación NO sos vos Jimenita. Las víctimas son los hijos que se crían con padres ausentes", le respondió a Barón, quien le intentó explicar que las mujeres "no dejan de ser víctimas de una situación de mierda" por el incumplimiento de los padres.

Amalia Granata

Amalia cambió de opinión

Actualmente, Granata disfruta de su maternidad junto a Leo Squarzón, con quien tuvo a su segundo hijo, llamado Roque. En este marco, considera que las madres no padecen los vericuetos legales y cotidianos por criar solas a sus hijos.

Hace cuatro años, sin embargo, la panelista no opinaba lo mismo. Lejos de eso, en varias oportunidades expresó su frustración por los incumplimientos de su ex marido y padre de Uma, el Ogro Fabbiani.

"Yo estoy cansada, estoy podrida, estoy harta. La jueza no puede creer que de vuelta esté mi tema en Tribunales. Pero no se la voy a dejar pasar", sostuvo en Intrusos cuando reveló que Fabbiani no le pasaba la cuota alimentaria hacía un año.

En esa misma entrevista acotó: "De nuevo la jueza firmó el embargo. Estuvo un año sin pagar. Yo trabajo, no pongo ni condiciones, porque mantengo a mi familia. Si este chico no se hace cargo de su hija, me tengo que hacer cargo yo". Por lo que dijo, entonces, de alguna manera u otra, la ausencia de Fabbiani y los trámites legales que debía hacer la afectaban considerablemente (aún teniendo ciertos recursos que otras mujeres no poseen).

Amalia, cansada del Ogro y del Estado ausente

Aún hay más. En octubre de 2017, cuando se había postulado para ser diputada, reiteró su cansancio, en otra visita a Intrusos.

"También estoy podrida de ir hace nueve años a sentarme con una jueza que no resuelve porque las leyes están mal hechas", aseguró.

Luego se explayó con un discurso en el que hablaba de la desprotección que sintió durante la crianza de Uma.

"A mí en nueve años nadie me preguntó si la puedo mandar al colegio, si tengo para pagar la obra social, si tengo para darle de comer todos los días. Yo jamás daría una excusa. Yo la mantengo tenga ayuda o no. Nunca puse una excusa. Sentarme a escuchar excusas del otro lado y que la jueza no pueda resolver porque las leyes fallan... Quiero cambiar leyes que representan a las minorías que a los políticos no le suman votos", reflexionó.

Temas