-

Jorge Román y Mauricio "Pikio" Paniagua, en la piel de Monzón: "Rodar la escena del femicidio fue lo más difícil"

11 de junio de 2019

Los actores fueron los encargados de darle vida al ex boxeador en la serie que narrará su camino y el homicidio de Alicia Muñiz que lo llevó a la cárcel.

Madrugada del 14 de febrero de 1988. Pedro Zanni 1567, barrio de La Florida, Mar del Plata. Alicia Muñiz es arrojada desde el balcón de la propiedad por Carlos Monzón, quien era su pareja y padre de su hijo, luego de haberla molido a golpes.

Con aquel violento femicidio, el ex boxeador enterró también su carrera y sus títulos, dejó de ser el ídolo para convertirse en un femicida. Su historia será contada en la serie que se estrena el próximo lunes 17 de junio a las 22.00 por Space, donde se abordarán las dos caras del campeón.

Monzon (2).jfif

A través de un casting abierto, Mauricio “Pikio” Paniagua llegó a Monzón. El actor de 28 años nacido en Misiones tuvo que realizar un rotundo cambio de look y entrenar duro para interpretar al ex boxeador durante su juventud y hasta sus 25 años. Dejando de lado los nervios, investigó, leyó y se “empapó” de cuanto artículo y video encontró en Internet.

El paso a la pantalla grande tampoco fue fácil, debido a que Paniagua venía del palo del teatro y tuvo que llevar al mínimo su extravagancia al momento de gesticular.

monzon

“A nivel físico tuve que entrenar mucho”, reconoce “Pikio” en diálogo con este RatingCero.com. “Ni bien quedé preseleccionado me pusieron un coach de boxeo y una coach de actuación que me ayudó a llevar el cronograma de la vida de él. Estaba liviano y eso me dio confianza para estar arriba del ring, los primeros diez días fueron intensos para ver si yo estaba preparando fisicamente”, cuenta.

MONZON SPACE_00222.jpg

El entrenamiento fue de la mano de Fernando Muñoz y Diego “La joya” Chaves, quien fue pupilo de Amílcar Brusa, entrenador personal de Monzón: “Tenía tips y anécdotas muy cercanas a él y eso me sirvió”.

Jorge Román, por su parte, había dejado Buenos Aires para instalarse en Corrientes y se encontraba filmando una película para Paraguay cuando lo llamaron por su impresionante parecido físico a Monzón.

MONZON SPACE_00021.jpg

Al momento de describirlo, el actor expresó: “Monzón fue una persona atravesada por carencias de todo tipo, sobre todo emocionales, de una intensidad y una violencia que le vino con él y atravesó toda su existencia”.

"La violencia atravesó toda la existencia de Monzón"

Al ser consultados sobre cuáles fueron las escenas más difíciles de rodar, los actores diferenciaron claramente los distintos momentos de la vida de Monzón: “Hubo varias, pero pararme arriba del ring y en una semana hacer cuatro peleas fue desgastante físicamente. Tuve la suerte de que me cocheen y sentía como un alivio, pero meter el cuerpo arriba del ring fue difícil”, reconoce Paniagua.

Monzon (1).jfif

Román, por su parte, quien interpreta a Monzón en su adultez, grabó una de las escenas más fuertes de la serie: “Recrear toda la casa de Pedro Zanni fue duro. Estuvimos quince días en Ranelagh. Francamente hubo un momento en el que pensé que no podía seguir. En los últimos años no había respiro en la vida de Monzón”, expresa.

"Hubo un momento en el que pensé que no podía seguir, no había respiro en la vida de Monzón"

“En un momento en el rodaje me encontré diciéndole a Monzón 'dale boludo cortala, basta’. Estaba Carla (Quevedo) ahí y quería decirle ’salí, rajá, reveló sobre las escenas que tuvo que grabar junto a la actriz que interpreta a Alicia Muñiz.

En cuanto al femicidio, Román expresó que lo sucedido “no tiene explicación como tampoco justificación” aunque resaltó que “sí se pueden llegar a entender los elementos que llevaron a esa situación y por qué terminó sucediendo eso”.

Al respecto, agregó: “Creo que la serie puede ser interesante como disparador. Hay variables sociales, culturales, económicas, políticas que interfirieron. Cuánta presencia o ausencia del Estado hubo. Monzón llega a Buenos Aires con un cuadro de desnutrición y la pobreza también es violencia. Un niño mal alimentado no termina de tener un desarrollo neuronal suficiente. No justifica el femicidio pero creo que nos va a ayudar a entender la arquitectura en la que todos tenemos un poco que ver”.

Aquella locación de Ranelagh poseía, además, un clima particular y una lamentable coincidencia con la historia de la serie: en aquella casa hubo un intento de femicidio. El dueño del lugar quiso matar a su mujer y luego se suicidó.

“Me enteré el último día de grabación. Algunas personas mientras rodábamos decían que había un clima denso, los técnicos estaban con gripe, dolor de estómago… Me di cuenta que no era el único del equipo que lo sentía pero me preguntaba cuál era la razón, ¿la casa o lo que estábamos contando?”, confesó Jorge y agregó: “Ojalá todas esas sensaciones se traduzcan en la pantalla porque fue un compromiso muy grande estar ahí”.

Temas