Alejandra Pradón: "Mi pareja nunca me va a decir por qué me caí"

20 de junio de 2019

La vedette recordó el antes y el después de la fatídica noche en la que cayó desde un séptimo piso en su departamento de Belgrano.

En la madrugada del 15 de marzo de 2004 Alejandra Pradón cayó de un séptimo piso del edificio situado en la calle Mendoza 1925 del barrio de Belgrano. Con el paso de los años, los misterios sobre qué sucedió realmente esa noche persiguieron a la ex vedette que aun sostiene que estar viva “fue un milagro”: “Mi cola me salvó. Caí de cola y al tener 7 centímetros de músculos, es lo que me amortiguó. Si no hubiese tenido masa muscular me hubiera muerto”.

“No me recuerdo ese momento”, aseguró Pradón sobre la situación exacta de la caída pero sí lo que sucedió en el hospital: “Me desperté con la luz blanca, en terapia intensiva y le dije a Eli, mi asistente, que me arregle la uña. Estaba con morfina, no podía entenderlo. Pedí un mate como si nada. Estaba con un cuello ortopédico porque me quebré la cervical, la espalda y la pelvis. No podía mover la cabeza. Entró el equipo médico para explicarme que me había caído de un séptimo piso”.

Lo único que pudo detallar es qué había sucedido minutos antes de la caída: Estaba discutiendo en el balcón con mi pareja, haciendo gimnasia a las 2 de la mañana… y no me acuerdo más nada“.

Mi pareja nunca me va a decir por qué me caí", indicó en Pampita Online y reveló: "Estando en terapia le pregunté a Fabricio qué pasaba. Yo estaba desangrada porque él me escondió, me subió en el ascensor parada y eso me rompió los vasos sanguíneos. Cuando vino el fiscal a la habitación y me preguntó: ‘¿Usted sabía que su novio era cocainómano?’”.

A 15 años del incidente, Pradón reconoció que su relación con Fabricio era violenta y que las situaciones de violencia de género eran constantes: “Peleábamos porque no trabajaba, me volvía loca de celos porque trabajaba en el teatro, con chicos musculosos, en vez de ayudarme actuaba como un nene y me hacía la vida imposible. Yo lo quería ayudar. Habíamos peleado en el balcón varias veces para no hacerlo en la calle… Y pasó lo peor”.

Por otro lado, Pradón quiso desmentir ciertas versiones que aseguraban que se encontraba en otro piso con varios jugadores de un conocido equipo de fútbol: “Es mentira que estaba en otro piso. La gente del edificio me ama. Están indignadísimos con eso. Es una mentira atroz. Me quisieron ensuciar con eso. Me daba rabia la mentira, decían que me iba a morir en terapia”.

En ese sentido, sobre los medios, recordó: “Beatriz Salomón le hizo la denuncia y le cerraron las puertas. Yo no inicié acciones legales por miedo. No quería gastar el dinero ni la energía. Después del accidente no paré de trabajar”.

Temas