La historia apasionada de "La Coca" Sarli y Armando Bó

25 de junio de 2019

Aunque nunca blanquearon su romance, se amaron con devoción y armaron un imperio del negocio del erotismo.

"La Coca" Sarli murió sin que se sepa casi nada de su marido "oficial", aunque sí se supo mucho de Armando Bó, con quien la unió algo más que el cine y todo lo que conlleva ser exitosa en la pantalla grande.

Bó nunca se separó de la mujer con la que estaba casado, pero eso no impidió que desarrolle con Isabel una relación fogosa y tan intensa como funcional. Así, desarrollaron un imperio taquillero y una de las relaciones más comentadas de la historia de la farándula local.

Bó estaba casado con Teresa. Hasta la muerte del director, la mujer ofició como esposa formal en un matrimonio consumado a la vieja usanza. Pero el flechazo entre Isabel y Armando fue instantáneo.

En 1957 y en casa de los Bó, la Coca y Teresa se vieron por primera vez. Según detalló La Nación, ellas cruzaron sus miradas. Se saludaron con cortesía. Teresa no sospechaba nada, pero Isabel se sentía sumamente incómoda. Ya era amante de Armando. Luego de aquella reunión de producción, juró no pisar nunca más ese lugar.

isabel sarli armando bo 2.jpg

A partir del año siguiente inició la maquinaria taquillera. Isabel y Armando hicieron 28 películas. Cada estreno era un acontecimiento. Los cines de la calle Lavalle se peleaban por contar con las películas de la Sarli en sus programaciones. Aunque, en no pocas ocasiones, los filmes eran víctimas de la censura por sus escenas eróticas y de desnudez.

La relación no fue sencilla. Ella debió soportar la tiranía de un hombre con carácter. Al comienzo de la relación, ella soñaba con que él dejaría a su mujer, pero, con los años, la fantasía se fue convirtiendo en pesadilla. Por eso, decidió aceptar ese vínculo en el que el trabajo los unía permanentemente, ganaban fortunas, y alternaban con buenas noches de sexo y pasión. Las discusiones en los rodajes eran moneda corriente. Y no sólo eso, él la subestimaba intelectualmente, pero aseguraba quererla.

Bó murió el 8 de octubre de 1981. Cuando agonizaba, Isabel se dirigió hasta la casa que el director compartía con su esposa y mientras la diva lo acariciaba, él dio su último respiro. Murió junto a ella. En el cuarto de al lado, Teresa aguardaba para despedirlo.

Temas