-

El drástico cambio del personaje de Martina Gusmán en "El Marginal 3"

04 de julio de 2019

La actriz adelantó el giro que mostrará "Emma", la asistente social que encarna en la serie, en los nuevos capítulos.

Además de ser la principal figura femenina de El Marginal, en las dos primeras temporadas de la serie Martina Gusmán y su personaje “Emma” representaban la cuota de sentido común y esperanza necesarias en el caos habitual que reina en el penal de San Onofre.

Sin embargo, el tráiler de la tercera temporada la muestra como nunca antes: desalineada, con ojeras imposibles y un consumo de cocaína que parece estar fuera de control.

En diálogo con RatingCero.com, la actriz adelantó las vicisitudes que vivirá su personaje en la nueva temporada, que se podrá ver desde el 9 de julio, los martes a las 22 horas por la TV Pública.

¿Cómo te preparás para el estreno?

- Bien. Muy contenta y entusiasmada. Con muchas ganas de ver qué pasa con la gente. Mucha expectativa.

¿Qué pasa con tu personaje?

- Está muy distinto esta temporada. Hay un paréntesis en la vida de Emma. Vemos las consecuencias de todo lo que le pasa en la temporada 2. Si bien mantiene la esencia, por momentos parece un personaje diferente. Empieza a vivenciar muchas cosas contra las que ella misma lucha.

El Marginal 3 - Trailer Oficial #1 [HD]

El tráiler da a entender que, por primera vez en la serie, Emma sale de su eje: ¿es así?

- El rol de Emma en la serie es ser una luz esperanzadora, sobre todo desde el punto de vista del espectador, que quiere que las cosas funcionen un poquito mejor. Emma representa la mirada femenina desde la esperanza y la utopía. En esta temporada vemos que se desborda, que le viene en contra todo lo mismo por lo que ella quiere luchar, necesita anestesiarse. También, nos va a terminar de mostrar esa Emma que después conocimos en la temporada 1. Igual, en las otras temporadas se ve que ella oculta algo que no se termina de entender. En el inicio de la 2 es tremendamente idealista, pero en la 1 ya está más calmada, más allá de sus fuertes convicciones.

¿Tenés algún enfrentamiento en esta temporada con algún personaje que querías enfrentar?

- Tiene un enfrentamiento, pero no sé si tiene que ver con los otros personajes. Es más un infierno personal el que atraviesa y eso le trae repercusiones con todos los personajes dentro de la serie. Hay muchos personajes nuevos que se incorporan y también elementos que sirven para entender cuestiones de la trama de las dos primeras temporadas.

¿Emma se vincula con los personajes nuevos?

- Un montón. Te diría que es prácticamente el nexo entre todos esos personajes. Se vincula mucho con la directora de la cárcel (Ana María Picchio), mucho con el personaje de Toto Ferro y también con otros que la empujan a la situación que vive en estos capítulos.

¿Qué te generó hacer durante tres temporadas el mismo personaje?

- En el medio hice un montón de otras cosas, no me quedé pegada al personaje. Hice películas, otra serie en el medio, teatro. Por un lado es un desafío muy grande ir siguiendo un personaje, manteniendo su esencia y sobre todo tener que ir para atrás con él, deconstruyendo para después construir y entender cómo llega a cierto punto. Eso fue un desafío grande, con baches de tiempo en el medio.

¿Qué repercusión creés que va a tener esta temporada?

- Vamos a ver qué pasa con la repercusión de la tercera temporada. Pero vemos que en la cárcel de Caseros empezó a pasar lo que puede ocurrir en un estudio, con gente esperándonos para sacarse fotos cada vez que íbamos a grabar. Eso habla de lo que constituye el fenómeno.

Temas