-

Lucha por el poder, vínculos tensos y contrapuntos: "El Marginal 3", desde el ojo del director Alejandro Ciancio

07 de julio de 2019

Alejandro Ciancio, en diálogo con este RatingCero.com, marca el camino de lo que se verá en la tercera temporada de la serie.

La tercera temporada de El Marginal, que se podrá ver desde el martes 9 de julio a las 22 horas por la TV Pública, se ubica dos años después del final de El Marginal 2 (precuela) y un año antes del inicio de la primera temporada.

En diálogo con RatingCero.com, Alejandro Ciancio, quien está a cargo de la dirección desde el tercer capítulo de la segunda temporada, detalla los parámetros de lo que se viene en los ocho nuevos capítulos: la lucha por el poder en San Onofre, las relaciones entre los personajes y los nuevos actores, entre otros temas.

¿El caos en el que termina la segunda temporada delimita el argumento de la tercera?

- Un poco sí, porque esta temporada es la continuidad de eso. Los Borges quedan en el poder y la cárcel queda marcada de una manera, con la división con la Sub 21. En la tercera temporada, eso está establecido. Los Borges están en control de la cárcel. La Sub 21 es una banda dentro del patio que tiene cierto control ahí, pero no el total.

La primera temporada trabaja mucho en el ámbito de las relaciones, mientras la segunda es más violenta e intensa: ¿la tercera busca un punto en el medio?

- Más que un punto medio, es un mix. No estamos a la mitad de las dos cosas, sino que están las dos al mismo tiempo. Eso es lo interesante de la tercera temporada. Están las relaciones humanas y también acción y violencia como en la segunda, que tanto pegó.

¿Vamos a ver algún giro en la historia que nadie espera?

- Hay algunas cositas que van a ser interesantes y definitorias de algunos personajes, incluyendo algunos nuevos. Van a sorprender.

Nuevo Trailer ' El Marginal 3'..mp4

En cuanto a los actores que se suman esta temporada: ¿querían tener a ellos o surgieron los personajes primero?

- Se pensó la historia. En relación a la historia, se incorporaron los actores. Son muchos actores con carrera con los que queríamos trabajar. A Toto (Ferro) la productora (Underground) quería volver a tenerlo en un proyecto. A Alejandro Awada es un lujo tenerlo. En cuanto a Gustavo Garzón, queríamos volver a trabajar con él. Ana María Picchio siempre es una actriz que te levanta el nivel de cualquier trabajo. Si bien no se pensó primero en los actores, cuando escribíamos caía de maduro que era a ellos a los que teníamos que ir a buscar. Un poco es eso. Y después el casting propio de El Marginal, que siempre está.

En el tráiler se ve al personaje de Picchio con un discurso a favor de la “mano dura”, algo que está en debate en la actualidad: ¿se buscó intencionalmente este anclaje?

- No, eso tiene que ver con lo narrativo. En El Marginal 2, el personaje de Daniel Fanego, Garofalo, tenía una mirada de lo que había que hacer con el mundo de los presos más garantista, a favor de los derechos humanos e inclusiva en cuanto a las posibilidades de reinserción de esa gente. Eso no le funciona al personaje. Entonces, en El Marginal 3 lo que viene es el contrapunto entre esa manera y la otra. Por eso está el personaje de Ana María. No tiene que ver con un anclaje con la realidad. El debate social que hay en ese sentido es un condimento más.

Como director, ¿qué te genera trabajar con actores jóvenes como Maite Lanata y Toto Ferro?

- Es enriquecedor porque tienen una energía, unas ganas y una fuerza que te impulsa. Vienen con una cabeza y una mirada de la realidad totalmente diferente. Eso también atrapa, es un punto de vista más a la hora de pensar las escenas. Generacionalmente hay un salto. A Toto, por ejemplo, le llevo 20 años. Esas cosas son a favor. Trabajar con gente joven es siempre positivo. Además son gente muy sensible, muy buenos actores. Todo se hace más fácil.

Después de El Marginal 3, ¿va a haber una temporada más?

- Ojalá, esperemos que sí. Vamos a ver.

Temas