Britney Spears dejó el rubio y ahora es morocha

05 de septiembre de 2019

Mientras la artista no atraviesa uno de sus mejores momentos, volvió a apuntar a su pelo y optó por dejar atrás el rubio platinado.

Britney Spears no pasa un buen momento y se la volvió a “agarrar” con su pelo. En estos días se conoció la noticia de que Kevin Federline, ex esposo de la artista y padre de sus dos hijos, acusó a Jamie Spears de abusar físicamente de su nieto Sean Preston, de 13 años, tras un episodio violento ocurrido el 24 de agosto pasado.

Según indicó Mark Vincent Kaplan, reconocido abogado de derecho familiar de Los Ángeles, el hecho habría ocurrido cuando Sean y su hermano Jayden James -de 12 años- se encontraban de visita en la casa de Jamie, papá de Britney. Luego una discusión, el hombre habría zamarreado con fuerza al adolescente.

En medio de esta situación, Britney mantuvo el silencio pero mostró a través de las redes sociales su cambio de look: ya nada queda de su melena rubia platinada, en cambio, “La Princesa del Pop” optó por un tono castaño oscuro.

“¡Las mismas caras, el mismo vestido, el cabello nuevo! Sí, mi hermana me inspiró a oscurecerme”, escribió Britney en Instagram en referencia a Jamie Lynn Spears.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Same faces, same dress, new hair !!!!! Yes, my sister inspired me to go dark !!!!!!!

Una publicación compartida de Britney Spears (@britneyspears) el

Esta no es la primera vez que Britney sorprende con su pelo: en febrero de 2007 llegó al punto culmine de raparse frente a la vista de los paparazzis en medio de una gran crisis personal. A ese episodio le siguieron diferentes pelucas, hasta que se la vio con el pelo castaño oscuro en 2009 y en 2013.

Temas