-

Santiago Artemis presenta su reality: "La vergüenza es muy limitante"

16 de noviembre de 2019

El diseñador de alta costura habló con este medio de la serie-reality que realizó para Netflix.

El próximo 19 de noviembre estrenará en Netflix No hay tiempo para la vergüenza, una serie de reality de seis episodios que cuenta la vida y trabajo del famoso diseñador de alta costura Santiago Artemis.

De solo 27 años, Artemis ya vistió a figuras como Katy Perry, Britney Spears y Lali Espósito, entre muchísimas otras. En la previa del estreno, el diseñador habló de todo con RatingCero.com.

Embed

¿Por qué No hay tiempo para la vergüenza?

- Tener vergüenza es sinónimo de no escalar. En la serie vas a ver que mucha gente va a escalar. La vergüenza es muy limitante, es miedo. Hay que romper los miedos.

¿Qué es lo que quisiste mostrar en la serie?

- Lo que se va es algo muy natural en mi vida, que es esa cosa de la libertad. De ser libre, como uno quiere, sin agredir a nadie. De animarse, de mandarse.

En la serie mostrás Ushuaia, el lugar donde naciste y te criaste: ¿allá soñabas con vestir a personajes como Katy Perry o Britney Spears?

- No, eso fue algo que se fue dando. En la serie vuelvo a Ushuaia para mostrar de dónde vengo, mis orígenes. Mi sueño desde chico fue ser fashion designer y a partir de allí fue una cuestión de hacer, de esfuerzo, de mucha disciplina de trabajo, que me llevó a esos logros. La idea es mostrar que un chico de Ushuaia puede romper ciertas barreras, que de verdad se puede.

¿Qué vamos a poder ver de tu trabajo con celebrities en la serie?

- Hay mucha famosa en la serie. Angelita Torres, Nicole Neumann, Oriana Sabatini. También está eso de poder cumplir el sueño. De pasar de idolatrar a Xuxa a poder trabajar con ella. Es todo un show.

¿Cuánto de Artemis y cuánto de Santiago hay en la serie?

- Ese es un buen punto, porque es normal pensar que Artemis es muy distinto a Santiago, que “Santiago Artemis” es un personaje. Y un poco la búsqueda acá es mostrar es que yo soy de una manera las 24 horas del día, en el atelier pero también en mi casa o cuando estoy por la calle.

¿Aparecerán aspectos íntimos o detalles que la audiencia no va a poder creer de vos?

. Sí. El viaje a Ushuaia es muy intenso por ejemplo. Hay momentos con mi familia muy íntimos y vuelvo a lugares de mi infancia y juventud que me marcaron a fuego.

Más allá de la repercusión que tenga, ¿qué te dejó a vos hacer la serie?

- Un montón. Descubrió un nuevo camino, un nuevo inicio. Esto es un punto de partida. De la televisión no me sacan más.

¿Cómo te imaginás tu propio programa?

- Continuando de alguna forma lo que se podrá ver en la serie. Es algo que en la televisión argentina no hay. Un joven multifacético que es una figura pública y uno de los mejores diseñadores. Hay mucho para mostrar. Amo ser una figura pública.

¿Hay momentos en los que te gustaría no ser una figura pública?

- Sí. No salgo tanto como antes, me tengo que fijar a donde voy porque me conocen. No salgo tanto de noche. Quizás me vuelve un poquito más ermitaño. Si salís de noche no da para que te pongas en pedo y te vean así, por ejemplo.

Temas