Gustavo Sylvestre, en Right Now: "La gente me para en la calle y me dice 'gracias por lo que hicieron estos años'"

29 de diciembre de 2019

El periodista de C5N habló sobre los cuatros años del gobierno de Mauricio Macri, las presiones que se padecieron en el canal y el triunfo de Alberto Fernández.

A casi un mes de la asunción de Alberto Fernández, Gustavo "el Gato" Sylvestre definió al gobierno de Mauricio Macri como un "fracaso", destacó la lucha de los trabajadores de C5N y aseguró que si Cristina Kirchner era candidata a presidenta "la metían presa".

"Estaba seguro que si Cristina era candidata presidencial en septiembre la metían presa, ése era el objetivo, era el plan que habían trazado", comentó en una entrevista con Julieta Camaño para el programa Right Now, de C5N. "Por eso cuando sorpresivamente, en una estrategia política impecable, anuncia que no va a ser candidata, los dejó desconcertados y nunca más pudieron retomar la iniciativa política", agregó.

Según su análisis, ante este escenario, el ex presidente recurrió a "lo que tanto negaba, a buscar un peronista, Miguel Ángel Pichetto. "Habían renegado durante cuatro años del peronismo y Macri terminó en la más absoluta contradicción, haciendo todo lo que negaban, poniendo el cepo... Terminó no sólo en una contradicción sino en el fracaso absoluto de las ideas, convicciones y estrategias políticas. Terminó en un gran fracaso", analizó.

El conductor de MinutoUno también se refirió a las repercusiones que tiene su programa en la calle. "Hay un gran nivel de agradecimiento de la gente, de pararte y decirte 'gracias por lo que hicieron con nosotros, por estar del lado nuestro, por mostrar lo que otros no mostraban'. Eso te energiza, y ves que el trabajo de estos años no ha sido en vano y que no estábamos equivocados cuando muchos colegas venían a decirme 'gato pará un poco, vos podrías estar mejor'", contó.

"Yo soy un laburante, hace 40 años que estoy en esto, hice todo el curso honorum, nadie me regaló nada. Este momento me lo gané con mi profesionalismo, mis ganas, mi empeño, tozudez, peleando, enojándome y con el acompañamiento de mi equipo. Me gusta conformar equipos, hay muy buena energía, sinergia, tiramos todos del mismo lado", agregó sobre su trabajo del día a día con la producción del programa.

Embed

La lucha de los trabajadores de C5N

Como siempre lo hace, Sylvestre se refirió a la organización que mantuvo el canal durante los años de crisis. "Después vino la persecución por parte del gobierno de Macri, metieron preso a los dueños del canal, e hicieron una avanzada psicológica sobre nosotros. Venían y te decían 'los vamos a cerrar, no nos interesa'. Cuando ibas a tratar de decir 'acá hay una empresa con muchas familias laburando' no les importaba porque no les importó nada, fueron insensible a todos. Éramos en ese esquema de persecución un objetivo principal", aseguró.

"La resistencia de los laburantes de C5N, el ponernos codo a codo... Había que hacer un trabajo interno porque muchos quisieron bajar los brazos, quisieron -consciente o inconscientemente- entregarnos. Hubo una tarea de lucha para decirles 'si el canal cierra un día no lo abren más'. La conclusión es que la lucha siempre vale la pena, el profesionalismo de todos los laburantes de la radio y el canal tuvo su recompensa. Hay que escribirlo para los anales del periodismo lo que pudo un conjunto de profesionales", destacó.

Sobre la relación con otros periodistas, Sylvestre criticó: "Otros colegas, con una hijaputez pocas veces vista y hay que decirlo con todas las letras, iban a los programas de la señora de los almuerzos y decían 'ese canal que lo cierren, para qué'. Lo tienen que cerrar o en algunas supuestas radios líderes decían 'cierren'. Eso nunca se vio. ¡Colegas que estaban pidiendo que cierren una fuente de laburo!".

Temas