Marcos Di Palma recordó con un video que Susana Giménez ocultó un auto trucho en el campo

07 de enero de 2020

La Diva había mandado a los pobres a que "pongan un gallinero" y el ex automovilista recordó una maniobra ilegal de ella.

Siguiendo con su habitual discurso, Susana Giménez sorprendió con sus propuestas para combatir la pobreza: “Nosotros fuimos el granero del mundo. No sé. Hay que enseñarle por ejemplo a la gente del norte a plantar, a tener gallinas en el gallinero, qué se yo... Cosas así, ¡de verdad!"

Marcos Di Palma le respondió en un irónico video, que recuerda una maniobra fraudulenta de la diva: “Ella, de un día para otro -en un gallinero, si no me equivoco-, encontró una cupé Mercedes-Benz en el año 90. ¿Se acuerda, Su, cuando usted no pagó los impuestos, que trajo una cupé Mercedes 500 diciendo que era para un discapacitado?”

110 mil dólares a plata de hoy son 7 millones de pesos. Entonces, si cada gente del norte pone un gallinero y por ahí aparece un Mercedes-Benz como el de Susana Giménez, se ganan 7 millones de pesos”, continuó irónico.

“Cuánta razón tiene Susana. Sí, muchachos, pongan gallineros que por ahí aparecen autos truchos, los venden, y con esos 7 millones de pesos ya tienen plata para tirar para arriba. Un beso grande y en esta estoy con vos, Susana”, finalizó Di Palma.

Embed

¿Cómo fue el caso?

El escándalo del Mercedes-Benz 500 SEC que perteneció a Susana comenzó en noviembre de 1991, cuando el juez Enrique Lotero procesó a la diva por una presunta importación ilegal del auto.

La maniobra investigada consistía en el ofrecimiento de entre 500 y 1000 dólares a un discapacitado para que solicitara un certificado en la Dirección Nacional de Rehabilitación, y así poder beneficiarse con una ley que eximía de impuestos a esos autos importados.

El juez aceptó el pedido de eximición de prisión para Giménez, con una fianza de 10.000 pesos. A su vez, la conductora responsabilizó por la maniobra al empresario José Steimberg, que le había vendido el auto.

Dos meses después, el vehículo fue encontrado en un establo, en un campo cercano a Pilar, propiedad del ex marido de la Giménez, Huberto Roviralta.

El juez Marcelo Aguinski la procesó por "ocultamiento de contrabando". El tiempo de prescripción del primer presunto delito cometido por Giménez fue interrumpido por el segundo. Tras ampliar su declaración indagatoria, quedó sobreseída en ambas causas.

Temas