Anorexia, abuso sexual y el precio de la fama: así es "Miss Americana", el documental de Taylor Swift  

31 de enero de 2020

Dirigido por Lana Wilson, muestra los lados más oscuros de la vida de la cantante estadounidense e incluye una canción inédita.

“Es una locura compartir gran parte de mi vida porque da miedo ser vulnerable”, expresó Taylor Swift minutos después de que su documental “Miss Americana” se estrenara en Netflix este viernes.

Embed

Durante los 80 minutos que dura, Taylor habla sobre sus inseguridades, sus problemas alimenticios, cómo dejó de comer tras ver fotos suyas en las revistas, y, sobre todo, describe lo que vivió durante el juicio que le ganó al DJ David Mueller, acusado haberla tocado por debajo de su pollera mientras posaban para una foto durante un concierto en 2013.

MISS AMERICANA _ Tráiler oficial VOS en ESPAÑOL _ Netflix.mp4

El juicio

“Entré al tribunal y había una persona sentada en una silla giratoria que me miraba como si le hubiese hecho algo a él. Lo primero que te preguntan en el juicio es ‘¿por qué no gritaste? ¿Por qué no reaccionaste rápido? ¿por qué no te alejaste de él?’”, relata Taylor en su documental.

Según describió, en aquel juicio y ante las mentiras del abogado defensor de Mueller, la cantante se sintió “furiosa, por tener que estar ahí, por que esto le suceda a las mujeres, porque hay gente que cobra por hostigar a las víctimas. Porque tergiversaban los hechos”.

“No te sientes victoriosa cuando ganas, porque el proceso te deshumaniza. Y teníamos siete testigos y una foto. ¿Qué pasa si te violan y es tu palabra contra la de él?”, se preguntó.

Sus inseguridades y la aprobación del público

A corazón abierto, Taylor habló sobre lo difícil que le resultó el no estar nominada a los Grammy por su álbum “Reputation” (2017) a pesar a ser uno de sus mejor álbumes (vendió más de un millón de copias la primera semana): “La aprobación era todo. Me convertí en esa persona que todos querían que fuera”.

Problemas alimenticios

"Se publicó una foto en la que me vi con una panza demasiado grande... O alguien dijo que parecía que estaba embarazada... Y eso desencadenó en que dejara de comer", reveló Taylor en su documental.

Y reflexionó: “Nunca cumples con todos los estándares de belleza. Porque si eres delgada, no tienes el culo que todos quieren. Pero si pesas lo suficiente como para tener el culo, tu estómago no es lo suficientemente chato”.

Temas