Entre el lujo y las restricciones: la nueva vida de Belén Pouchan en Dubai

11 de febrero de 2020

Desde uno de los Emiratos Árabes Unidos, la bailarina desentrañó los diversos aspectos de vivir en esta excéntrica ciudad en diálogo con RatingCero.com

Desde muy joven, Belén Pouchan irrumpió en la escena artística gracias a sus dotes como bailarina y contorsionista en los espectáculos de Flavio Mendoza. Años después, cobró más popularidad con sus participaciones en Showmatch, donde también bailó con el famoso coreógrafo.

Sin embargo, con ganas de descubrir nuevos horizontes, el año pasado aprovechó la oportunidad y partió con destino a Dubai, Emiratos Árabes Unidos.

En diálogo con RatingCero.com, detalla cómo es su rutina allí, además de los costados rutilantes y sombríos de vivir en una de las ciudades más excéntricas del mundo.

¿Cómo empezó tu vínculo con Dubai?

- El vínculo comenzó a través de una compañía que se llama NuArt Events, que trabaja haciendo eventos importantes para marcas grandes, shows y dinner shows por todo el mundo. Me contacté por Facebook, ya que hacía mucho tiempo tenía ganas de irme a trabajar a otro país, pero no me animaba a dar el paso. Mi hermano me venía insistiendo y me envió un contacto de una chica. En su momento la chica me habló, le encantó lo que hago. Y me propuso un trabajo en Cannes, Francia, el cual yo no podía ir porque todavía estaba trabajando con Flavio Mendoza en el circo Ánima y se cruzaban los tiempos. Así que cuando termine el contrato con Flavio comencé a organizar todo porque mi idea ya era irme. Todavía no tenía muy claro lo que quería pero tenía algunas puntas para diferentes proyectos en diferentes países. Seguí entrenando y terminando de armar mis números de acrobacia aérea. Y se contactó nuevamente esta compañía para proponerme un trabajo en Dubai desde diciembre de 2019 hasta abril de 2020. Me gustaba que no sea tanto tiempo como primera experiencia afuera de mi país. Para poder experimentar un corto tiempo y después decidir si quería hacer otra cosa.

¿Qué tipo de shows hacés en Dubai?

- Yo estoy en un hotel llamado “Hotel H”. El restó se llama “Play Restaurant”. Es uno de los más importantes de Dubai, donde yo hago dinner (cena) shows. Es la primera vez que trabajo en un show de este estilo y me encanta tener la experiencia. Es un público distinto al que estoy acostumbrada y me resulta muy interesante.

belen pouchan

¿Cuál es tu rutina allí?

- Mi vida acá es muy tranquila. Estoy viviendo en un departamento enorme (risas), así que estoy chocha, con algunos compañeros. Tiene un balcón gigante con una vista de locos. Dubai es increíble. No me puedo quejar. Es puro lujo. Entreno todos los días y hago cuatro shows semanales. Los sábados los tengo libres. Hago clases de teatro con mi profesor por Skype. Estoy aprendiendo mucho a hablar inglés porque mis compañeros son de distintos lados y es el idioma común. También estoy tratando de aprender italiano. Tengo algunas compañeras italianas y las escucho mucho y trato de hablarles a ellas en italiano, las palabras que voy aprendiendo.

¿Te encontraste algún argentino?

- Conocí a algunas argentinas acá. Hablé con una cordobesa por Instagram que es bailarina. Estando afuera es como que te habla un argentino y lo sentís como si lo conocieras de toda la vida. Se extraña mucho. Los argentinos tenemos una cultura muy linda. La gente es muy sociable, eso extraño. La cultura del mate ni hablar. Eso de que sean tan amiguitos y confianzudos también. Y conocí a dos argentinas más así que también hablé para tomar unos mates con ellas.

¿Qué es lo que menos te gusta de Dubai?

- Lo que menos me gusta es que le pongan picante absolutamente a todo (risas). Hay otras cosas que no me gustan. La religión es complicada. Limita la forma de vestir. Es difícil para mí ver a las mujeres tan tapadas, que solo se le vean los ojos. Es un poco fuerte. Y verlas caminando atrás del hombre. Es algo a lo que no estamos acostumbrados los argentinos, más con toda la movida del feminismo. Llegar acá y ver esto fue muy chocante. Fue un poco angustiante los primeros días. Entiendo que es otra cultura. Es muy difícil para la cabeza de uno, tan acostumbrada a una cosa, de repente ver otra tan diferente, y asimilarlo. Igual, está buenísimo conocer otras culturas. Siento que me abre la cabeza. También desarrollar la empatía y ponerme en el lugar del otro. Entender cómo piensan otras personas me hace crecer. Estoy contenta, aunque sea chocante, por poder tener la experiencia de vivir en un lugar con una cultura tan distinta.

Belen Pouchan Dubai 1.jpg

¿Hasta qué punto llegan las restricciones?

- Cuando llegué, la compañía me dio un listado con lo que se puede hacer y las que si hacés vas a la cárcel, literal. Una de ellas es tomar alcohol. Si te agarra un policía tomando una cerveza en la playa, tenés 20 años de cárcel literalmente. Drogas ni hablar, lo mismo, vas preso. Adentro de un boliche podés tomar, pero si en calle te da positivo un control de alcoholemia, vas preso. Es tremendo. Yo no soy de tomar alcohol, no me jode tanto. Pero capaz me dan ganar de tomar y lo dudo. Desde la compañía, me dijeron que tomar alcohol es peor que matar una persona. Vas más tiempo preso. Después, si mascás chicle en el subte te pueden meter preso. En cuanto a la ropa, en general la gente trata de vestirse un poco más tapado. No es tan terrible, pero capaz salís con un top y te miran con cara de que no les gusta nada y no te sentís tan cómodo. Si en Argentina me pongo una remera y un short, acá capaz me pongo un pantalón.

¿Y qué es lo que más te gusta?

- La ciudad es increíble. Todavía hay mucho que no conozco. Acá no tengo a mi gente, así que estoy haciendo un trabajo de desapego que es espectacular. Me falta mucho por conocer. Acá hay, por ejemplo, un restaurante con mesas flotantes, que comés literalmente en el aire. Hay muchas cosas así que quiero conocer porque no sé cuándo voy a volver a Dubai. Quiero conocer las cosas locas que tiene. Hay mucho lujo. Los paisajes son increíbles. Fue al desierto, me fascinó. Es todo muy perfecto, calculado. No ves nada roto. Todo está impecable. Una de las cosas que más me gustan es la seguridad; creo que es el aspecto que más me gusta acá. Es espectacular. Un día me olvidé una billetera en un parador y apareció. Tenía un montón de plata adentro; euros, dólares y todas mis tarjetas, y nadie tocó nada. La habían encontrado en medio de una pool party llena de gente, pero nadie tocó nada. Disfruto mucho poder caminar tranquila a las dos de la mañana. En ese sentido es muy bueno.

¿En Dubai es todo ‘buen pasar y lujos’?

- Sí. Hay gente de mucha plata en todos lados. Predomina el lujo, el dinero. Es lo que se ve. Acá no viene gente de vacaciones que no tenga mucha plata. Estoy acá porque estoy trabajando, pero no hubiese venido de vacaciones. Ahora más: sabiendo cómo es, sino es por trabajo no volvería. Tenés que ir en taxi a todos lados. No hay espacios comunes, plazas. Todo es lujo, restaurantes carísimos, todo queda lejos. La vida normal que nosotros conocemos acá no existe. Acá todo es gastar plata, mostrarse, ir vestido increíble a los lugares. Dubai es eso.

Belen Pouchan Dubai 2.jpg

Temas