Desubicado descargo de Carolina Aguirre tras su polémica con Jimena Barón

12 de febrero de 2020

La guionista de Atav aseguró que el feminismo le enfermó la vida, por lo que decidió "retirarse" y ¡al fin! dedicarse a ella.

Carolina Aguirre aseguró que renunció al feminismo porque no necesita nada de él."Yo no estoy precarizada y tengo el trabajo de mis sueños. Yo gano como un hombre. Yo salgo primera en la lista de columnistas de un diario encima de los tipos", se elogió desde una playa paradisíaca, feliz por sus logros y empatizada (según dijo) por "la nena de 13 que anoche se fue con uno de 50 a que se la... por un plato de comida".

La autora de Guapas se cansó del feminismo. Lo dijo luego de echar más leña al fuego en la polémica con Jimena Barón, a quien le recriminó que ella podía gozar de un buen salario y otros derechos gracias a las luchas que se habían dado antes.

carolina.jpg

En ese comentario, además, la escritora se encargó de decir que había puesto su cuerpo y alma en esas vigilias del Congreso, un idílico pasado que quedará atrás por culpa de la sororidad, esa mala inversión posmoderna sin pago de intereses individuales.

"Yo ya tengo todo", continuó Aguirre en su extenso descargo, como si el todo fuera posible y tener la vaca atada también. Aguerrida, y combatiendo el machismo con la misma matriz de masculinidad que se combate, Aguirre expresó tanto "empoderamiento" que hasta escribió que "a un tipo que le pega" ella "le destruye la vida" porque no vive "aterrada" (como otras de sus compatriotas).

"Yo no necesito el feminismo. El feminismo solo me hizo perder paz, dinero, trabajos, clientes, felicidad y armonía”, siguió, en clave de reclamo burgués.

carolina 2.jpg

Desconociendo que las conquistas culturales son fenómenos colectivos, Carolina destacó su solidaridad para quienes no "tenían los mismos privilegios". Luego agregó: "¿Pero sabés qué? Está lleno de víboras, de veletas y de panqueques que dicen una cosa y luego otra y que quieren ver qué tajada del feminismo sacan para ellas. Y yo no lo necesito. Así que ya que soy tan mala feminista desde ahora me voy a dedicar a ser feliz, a pensar en mí, a no decir ni hacer absolutamente nada y que las buenas feministas hagan el trabajo que tan bien saben hacer ellas".

“Siempre quise ayudar porque sentí que era una privilegiada, que había tenido mucho más suerte que las demás. No obtuve nada del feminismo", sintetizó. Mala pasada le jugó "el feminismo", que no estuvo a su servicio.

carolina 3.jpg

"Sólo perdí cosas: salud, paz, dinero, trabajo, todo. La pasé pésimo. No pienso poner en riesgo ni un gramo de mi salud nunca más por nada, ni por nadie”, manifestó.

La guionista de "ATAV" tildó de "violentos, enfermos y envidiosos" a quienes la criticaron. Curiosidades del destino mediante, días atrás, ella misma le enrostró a Barón su carrera en los medios, mientras la actriz "le cocinaba galletitas a Daniel Osvaldo en Europa".

“Me expulsaron, me asustaron, me espantaron, me enfermaron la vida. Y están incluidas muchas feministas que se la pasan haciendo comentarios mentirosos, faveando insultos gratuitos”, remarcó.

Por este texto, su nombre fue tendencia en Twitter, donde generó una ola de críticas. Su renuncia fue inmediatamente aceptada.

carolina 4.jpg

Temas