Volverán a intentar desbloquear la tablet de Natacha Jaitt con una empresa privada

20 de febrero de 2020

Es una de las últimas medidas pendientes en la causa por la muerte de la modelo.

El iPad de Natacha Jaitt, quien murió hace un año, no pudo ser desbloqueado por los peritos de la Procuración General de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, los fiscales volverán a intentarlo a través de la empresa de software especializada Celebrate Inc, de acuerdo con lo que notificaron este jueves fuentes judiciales.

“Se intentó actualizar el sistema operativo iOS de Apple cargado en la tablet, pero no se pudo porque para ello el aparato volvió a pedir el PIN que no tenemos”, declaró a Télam una fuente judicial.

"Lamentablemente seguimos luchando contra viento y marea, no desbloquearon la tablet. Me indigna decir que era de esperar esta triste noticia! Solo me queda seguir luchando", tuiteó este miércoles, la hija de Jaitt, Antonella Olivera, quien actúa como particular damnificada en el expediente.

Celebrate Inc es una compañía especializada creadora del software que utilizan distintos laboratorios técnico forenses en el país y el exterior para extraer la información de celulares y también de este tipo de dispositivos.

La apertura del dispositivo es una de las últimas medidas que quedan pendientes en la causa, aunque según fuentes judiciales, a partir de los testimonios reunidos y los videos de las cámaras de seguridad del salón de eventos ocurrió todo, los fiscales creen que esa noche la tablet nunca salió de la mochila de la modelo.

Si bien los fiscales lograron en su momento acceder al celular de Jaitt, el iPad no se pudo desbloquear porque nunca se tuvo la clave correcta, y porque el sistema, como todos los dispositivos de la marca Apple, es difícil de vulnerar.

Este nuevo intento para su apertura fue ordenado la semana pasada luego de que el abogado Alejandro Cipolla, quien representa en el expediente a la hija de Jaitt, solicitara que la tablet sea peritada por los mismos especialistas marplatenses de la Policía Federal que lograron ingresar a los celulares de los rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, aunque los fiscales eligieron otros especialistas.

Jaitt (41) murió la madrugada del 23 de febrero del año pasado en el salón de fiestas Xanadú, situado en Isla Verde al 600, de Villa La Ñata, Benavídez, partido de Tigre, al que había concurrido por una reunión de negocios para programar un evento.

En un momento de la noche, durante la cual se consumieron drogas y alcohol, la conductora y modelo sufrió una "insuficiencia respiratoria por edema agudo de pulmón" y una "falla multiorgánica", y murió, según los resultados de la autopsia.

Las pericias toxicológicas confirmaron que Jaitt consumió cocaína y alcohol antes de morir en el salón de fiestas Xanadú, y no detectaron la presencia de ningún veneno.

La familia Jaitt siempre sospechó y planteó que la muerte de Natalia podía haber sido un homicidio, aunque para los fiscales de Tigre todo indica que fue producto del deteriorado estado de salud que presentaba y de la ingesta voluntaria que esa noche hizo de cocaína.

Temas