-

-

Tití Fernández en C5N: "Hay otra cara en la gente"

01 de marzo de 2020

El periodista deportivo Tití Fernández fue entrevistado por Julieta Camaño en Right Now de C5N, donde habló sobre fútbol y política.

Tití Fernández tuvo un mano a mano con Julieta Camaño en "Right now", por la pantalla de C5N, e hizo una análisis sobre la llegada de Mauricio Macri al poder con eje en el impulso que le dio Boca, y también se refirió al estado de ánimo en la calle desde que asumió Alberto Fernández como presidente.

Right Now: Entrevista a Tití Fernández (parte 1)

"Desde hace un mes y medio, dos meses, hay otra cara en la gente en la calle, otra expectativa, ilusión, la gente está esperanzada en que la cosa va a cambiar", expresó Tití Fernández sobre los casi tres meses de gobierno de Alberto Fernández. Luego apuntó que el gobierno de Cambiemos "fueron cuatro años de gente sin corazón, mirando solamente para la gente de ellos, que son muy poquitos".

camaño tití fernández.jpg
Tití Fernández en C5N

Tití Fernández en C5N

En ese sentido, Tití Fernández apuntó sobre el inicio de la presidencia de Alberto Fernández: "Ahora ves que lo primero en lo que se ocuparon es una tarjeta alimenticia y la gente pudo volver a comprar".

Right Now: Entrevista a Tití Fernández (parte 2)

"Yo lo conozco mucho del fútbol a Macri, estuve con él en cenas de seis o siete personas, mucho mano a mano. En Boca hizo algo bueno, lo que pasa es que una vez que acomodó a Boca, terminaron acomodándolo para él y sus amigos. Hicieron una diferencia en Boca", advirtió Tití Fernández.

"La culpa de todo esto, disculpame Carlitos, la tiene Bianchi, porque si no hubiera ido a Boca no ganaba todo lo que ganó y Macri no hubiera llegado ni a jefe de Gobierno", agregó el periodista deportivo en clave mordaz en alusión al batacazo que significó el Virrey en el Xeneize.

"A la gente le tocaron el bolsillo y la panza, y lo peor es que le tocaron la panza de los hijos", criticó Títí Fernández por C5N.

En un tramo más emotivo, recordó en C5N que su hija Soledad "se hizo peronista el día que murió Néstor. Dijo '¿qué pasa que va tanta gente?' Y se tomó el subte a Casa Rosada. Se dio cuenta de que había muchos jóvenes que seguían a un líder".