-

-

-

Natalie Pérez adelanta Casi Feliz: "Los momentos de gracia no son eternos"

25 de abril de 2020

En diálogo con RatingCero.com, Natalie Pérez habla de "Pilar", su personaje en la serie semibiográfica que protagoniza junto a Sebastián Wainraich.

El próximo 1 de mayo Netflix estrenará Casi Feliz, una serie semibiográfica que tiene como protagonistas a Sebastián Wainraich y Natalie Pérez. Con dirección de Hernán Guerschuny y con importantes puntos en común con la vida real del actor, la ficción de diez capítulos se centra en “Sebastián”, un locutor de radio de discreta fama que intenta orientarse en el mundo al tiempo que se ocupa de su exesposa “Pilar” (Pérez), de quien sigue enamorado, sus dos hijos.

En diálogo con RatingCero.com, Natalie Pérez empieza a desentrañar esta historia, abordada desde un género poco explorado por nuestra ficción.

¿Quién es Pilar, tu personaje en Casi Feliz?

- Es la ex pareja de Sebas, pero lo sigue acompañando. Está claro que él sigue enamorado de ella, pero ella no. Es una contención, una amiga. Tienen hijos en común. En la relación, ella era más como su mamá. Por eso se separaron, no tenían un vínculo fogoso. Ella siempre es la que le canta las 40 a Sebastián, que es un personaje más dubitativo.

El personaje de Sebastián Wainraich está basado y tiene fuertes puntos en común con su vida real: ¿cómo fue el trabajo con él dada esta situación?

- Era confuso. Obvio que Sebas, por ejemplo, en la vida real no tiene hijos mellizos. Pero sí hay guiños y está buenísimo. Le pone sus condimentos. Cuando sufre viendo a Atlanta no puede ser más real. Por otro lado, también es difícil. Estás más pegado como personaje.

¿Qué tiene Pilar de Natalie?

- Tiene mi voz, mi cara, mi cuerpo, que es un montón. Pero no comparto muchas cosas con Pilar. Si comparto lo pragmática que es, sobre todo a diferencia de las dudas del personaje de Sebas. Por otro lado, en una escena puntual, ella cuenta que cantó cuando era más joven (N. de la R.: Natalie es cantante), pero no se desarrolla esa beta en la serie.

¿Sentiste algo distinto con otros proyectos el protagonizar una serie para Netflix?

- Es la primera vez que hago una serie, como muchos actores. Igual yo siempre pongo lo mejor de mí. Obviamente, es muy lindo formar parte de un proyecto de Netflix. Me gusta ser parte de una plataforma como Netflix, porque también es algo que consumo.

Casi Feliz | Temporada 1 | Tráiler oficial | Netflix

¿Te genera una presión extra el feedback inmediato que tienen los estrenos en plataformas como Netflix?

- Lo hecho, hecho está. Queda que la gente disfrute del proyecto. Terminé de ver la serie en maratón y les mandé de inmediato un mensaje a Seba y al director Hernán. Me encantó. No siempre puedo ver el producto completo antes que lo vea el público. Me encariñé con los personajes. Quería saber qué hacía cada uno en las partes de la grabación que no participaba. Es una comedia dramática, te reís de lo que le pasa a Sebas. Calculo que es por identificación en un punto.

¿Cómo te llevás con el título y el planteo general de la serie?

- No nos damos cuenta que somos felices hasta que te cae la ficha. Yo soy muy autoexigente. Nadie es del todo feliz ni del todo triste. Los momentos de gracia no son eternos, y los de mala suerte tampoco. La clave es como resuelve esos momentos internamente cada uno.

El personaje de Sebastián está muy expuesto a las pequeñas señales en la serie: ¿qué opinás de ellas?

- A veces hay pequeñas señales que por algo están. No hay que engancharse, pero si tenerlas en cuenta. A Pilar le pasa todo tiempo también.

¿Tuviste alguna anécdota en este sentido?

- Una vez me pasó con un crítico de teatro, hace años. Vino a ver una obra en la que trabajaba y escribió en su crítica que era buena cantante, pero no buena actriz. Me calenté mal en el momento. Después hablé con él y me aclaró ‘Te dije que me gustabas más como cantante. No que eras mala actriz’. Me sirvió para crecer, mejorar. Después lo invité de vuelta a ver la obra. Este episodio fue anterior a que inicie mi carrera como cantante.

Temas