-

Liberaron a los delincuentes que asaltaron a Luli Fernández: están prófugos

06 de mayo de 2020

El fiscal Martín Viscovich los dejó libre pero después se arrepintió. Los quisieron apresar nuevamente pero ya era tarde: se dieron a la fuga.

Dos de los tres presos acusados de haber asaltado a Luli Fernández y su marido Cristian Cúneo Libarona, fueron liberados por orden del fiscal Martín Viscovich, quien se arrepintió de la decisión, decidió volver a encerrarlos, pero no pudo: los delincuentes ya se habían fugado.

El hecho ocurrió el 21 de abril en la casa quinta de Villa de Mayo, Malvinas Argentinas. Los tres hombres ingresaron, los amenazaron con armas, les pidieron dinero y joyas, y hasta advirtieron que podrían llevarse a Indalecio, el bebé de Luli Fernández y el abogado.

Luli Fernández
Luli Fernández

Luli Fernández

Tras seis días de investigación, la policía logró dar con los sospechosos en operativos realizados de modo simultáneo. En una casa donde vivían once personas, encontraron pertenencias de la modelo y el auto que habían usado en el robo. El trabajo fue realizado por la Subdelegación Departamental de Investigaciones (Sub DDI) de San Miguel, en José C. Paz, Moreno y Los Polvorines.

Este miércoles, el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires Sergio Berni reveló que dos de ellos fueron liberados porque según el fiscal, no tenía pruebas suficientes para seguir con el procesamiento. Los hombres no llegaron ni a estar demorados en una comisaría y ni siquiera se alcanzó a hacer una rueda de reconocimiento.

Trabajamos cuatro días durante 24 horas sin parar, encontramos a los delincuentes, se los llevamos al fiscal pero los liberó", criticó Sergio Berni. Uno de los ladrones, incluso, había salido recientemente de la cárcel de Campana y tenía un pedido de captura por otro delito.

"Como se dio cuenta de que se había mandado una macana, a las dos horas hizo una orden nuevamente para detenerlos y realizar una rueda de reconocimiento, pero obviamente esos delincuentes no estaban más en el domicilio”, agregó Berni.

En América, Luli Fernández contó que eran personas cuyo aspecto físico coincidía con sus descripciones y que a pesar de las pruebas, ahora están libres sin un paradero conocido. "El fiscal consideró que solo una persona iba a ser aprehendida porque no había elementos para detener al resto a pesar de que dos de los que estaban en el mismo domicilio tenían antecedentes: uno con cinco causas y el otro con siete. Hay que preguntarle por qué los liberó", se indignó.

El sospechoso que está privado de su libertad es Leonardo Martín Ocampo, quien quedó a disposición de este mismo fiscal, Viscovich.

Temas