-

-

De Brito: "Quizás tenemos que hacer un curso de feminismo con Rial"

13 de mayo de 2020

Ángel de Brito respondió polémico luego de que la China Suárez hablara de "mujeres patriarcales y machistas".

Mientras Mariana Brey estaba aclarando sus dichos, un día después de lanzar una corrosiva teoría sobre la crisis y reconciliación de la China Suárez y Benjamín Vicuña, que provocó una crítica sin nombres de la actriz a las “mujeres patriarcales y machistas”, Ángel de Brito aprovechó para disparar contra famosos que sostienen un discurso feminista como Jorge Rial.

Eugenia Suarez ♛ on Twitter

“Ese comentario a mí me sonó un poco machista porque si vos lo sacás, no digo fuera de contexto...”, estaba diciendo Andrea Taboada, cuando el conductor dijo lo suyo en Los ángeles de la mañana. “Quizás tenemos que hacer un curso de feminismo con Rial, con Érica Rivas”, lanzó, filoso en alusión a que el conductor de Intrusos había dicho que estaba en un proceso de deconstrucción de su machismo y a la militancia de la actriz de Casados con hijos.

"Qué peligrosas las mujeres patriarcales y machistas. Más aún, ocupando un lugar en los medios de comunicación. Las cosas que uno debe escuchar en el 2020, chicxs”, había escrito la China, horas después de que Mariana Brey lanzara una polémica teoría sobre el embarazo de la actriz y la reconciliación con Benjamín: “Ellos se separaron y volvieron. Y yo no sé, porque habría que hacer cuentas y ser cuidadosos, si la vuelta de ellos no tiene que ver con esta hermosa noticia. Ellos se separaron, en el medio se entera de esta hermosa noticia, y ahí obviamente donde hay amor intentás remarla”.

No soy un príncipe azul. Ni por asomo. Aunque ese día lo parecía. Pero la carroza a veces se vuelve a convertir en calabaza y el príncipe en sapo. Es la vida que te promete magia y te devuelve realidad. Te tocó el más difícil. El más terco. El que ya no se cocina en un solo hervor. Y seguro, más de una vez, te habrás preguntado...por qué?La verdad? no tengo respuestas. Tengo una biblioteca llena de defectos y apenas un estante de virtudes. Pero estoy acá. Agradeciéndote que me hayas elegido. Que me ames pese a todo. Que me soportes. Que trates de entender. Que me tengas paciencia. Yo apenas puedo hacer lo que hago. Poco. Llego con lo justo. Casi sin aire. Lo único que deseo en este día tan especial es recordar cómo entrabas a esa fiesta. Levitabas. Tus pies no tocaban la tierra. Eras el resumen perfecto de la belleza. Te miraba embelesado como un espectador y no como el protagonista de esa historia. Sin poder creer que todo eso me me estaba pasando a mi. A mi! Pero me pasó, porque los milagros existen. Y vos lo sos. Todo lo que pueda darte, al lado de lo que me das, es poco. No me alcanza ni me va a alcanzar nunca. Solo puedo darte mi amor. Se que veces tiene sabor a poco. Quiero volver a ese día. Un año atrás. Volver a sentir el corazón bombeando a mil. A recuperar esa sonrisa eterna. A fundirnos en ese abrazo del alma. A bailar. A reírnos. A que nada nos importe. A recuperar ese mundo sencillo. No soy tu príncipe azul. Lo sé. Soy apenas el que te ama y te pide perdón por convertir muchas veces ese carruaje en calabaza. Soy esto. Parado a tu lado diciéndote que te ama. Y que te agradece que me enseñes a formar una familia, incluso con piezas que a veces faltan o no encajan. A vos nunca, las campanadas de las doce de la noche, te convertirán en algo distinto. No hay que salir a buscar en quien encaja el zapatito, porque todos coinciden con tu pie. Te amo. No es mucho. Lo sé. Pero te lo ofrezco en este día tan especial. Y en los que vienen. Ojalá hoy sea el primer día del resto de nuestra vida juntos. ❤️
View this post on Instagram

No soy un príncipe azul. Ni por asomo. Aunque ese día lo parecía. Pero la carroza a veces se vuelve a convertir en calabaza y el príncipe en sapo. Es la vida que te promete magia y te devuelve realidad. Te tocó el más difícil. El más terco. El que ya no se cocina en un solo hervor. Y seguro, más de una vez, te habrás preguntado...por qué?La verdad? no tengo respuestas. Tengo una biblioteca llena de defectos y apenas un estante de virtudes. Pero estoy acá. Agradeciéndote que me hayas elegido. Que me ames pese a todo. Que me soportes. Que trates de entender. Que me tengas paciencia. Yo apenas puedo hacer lo que hago. Poco. Llego con lo justo. Casi sin aire. Lo único que deseo en este día tan especial es recordar cómo entrabas a esa fiesta. Levitabas. Tus pies no tocaban la tierra. Eras el resumen perfecto de la belleza. Te miraba embelesado como un espectador y no como el protagonista de esa historia. Sin poder creer que todo eso me me estaba pasando a mi. A mi! Pero me pasó, porque los milagros existen. Y vos lo sos. Todo lo que pueda darte, al lado de lo que me das, es poco. No me alcanza ni me va a alcanzar nunca. Solo puedo darte mi amor. Se que veces tiene sabor a poco. Quiero volver a ese día. Un año atrás. Volver a sentir el corazón bombeando a mil. A recuperar esa sonrisa eterna. A fundirnos en ese abrazo del alma. A bailar. A reírnos. A que nada nos importe. A recuperar ese mundo sencillo. No soy tu príncipe azul. Lo sé. Soy apenas el que te ama y te pide perdón por convertir muchas veces ese carruaje en calabaza. Soy esto. Parado a tu lado diciéndote que te ama. Y que te agradece que me enseñes a formar una familia, incluso con piezas que a veces faltan o no encajan. A vos nunca, las campanadas de las doce de la noche, te convertirán en algo distinto. No hay que salir a buscar en quien encaja el zapatito, porque todos coinciden con tu pie. Te amo. No es mucho. Lo sé. Pero te lo ofrezco en este día tan especial. Y en los que vienen. Ojalá hoy sea el primer día del resto de nuestra vida juntos. ❤️

A post shared by Jorge Rial (@jrial) on

Temas