Moria Casán quedó envuelta en el escándalo por la detención del doctor Rubén Mühlberger, acusado de abrir la clínica sin permiso durante la pandemia, de tener medicamentos vencidos y no respetar el protocolo de sanidad con los residuos patológicos.