Con un conmovedor texto, Lizy Tagliani contó que murió su perrita Fruz, de casi 20 años, y luego de toda una vida juntas. Fruz llegó a la vida de Lizy en 2001 cuando alguien la abandonó a una cuadra de su casa en Adrogué.