Lea Michele pidió perdón tras ser acusada de racista

03 de junio de 2020

Si bien aseguró que no recuerda las frases que le atributó Samantha Ware, la actriz aceptó que causó daño por "inmadura".

Lea Michele rompió el silencio luego de las escandalosas acusaciones de Samantha Ware, una ex compañera de Glee que aseguró que la protagonista le había hecho la vida imposible durante el rodaje.

La noticia escaló en la prensa internacional y recordó otros cortocircuitos que tuvo Michele en la serie. Por eso, la actriz, que está embarazada de su primer hijo, escribió un largo comunicado en Instagram para pedir perdón.

“Una de las lecciones más importantes de las últimas semanas es que debemos tomar el tiempo para escuchar y conocer las perspectivas de otras personas y cualquier papel que hayamos jugado o cualquier cosa que podamos hacer para ayudar a abordar las injusticias que enfrentan”, aseguró.

View this post on Instagram

A post shared by Lea Michele (@leamichele) on

Luego siguió: "Si bien no recuerdo haber hecho esta declaración específica y nunca he juzgado a otros por su pasado o el color de su piel, ese no es realmente el punto. Lo que importa es que claramente actué de manera que lastimó a otras personas".

"Fuera mi posición de privilegio y perspectiva lo que me hizo ser percibida como insensible o inapropiada a veces, o solo mi inmadurez y actuar innecesariamente difícil, me disculpo por mi comportamiento y por cualquier dolor que haya causado. Todos podemos crecer y cambiar y definitivamente he usado estos últimos meses para reflejar mis propias deficiencias", concluyó.

Varias personas tildaron las disculpas de poco sinceras ya que en ningún momento Michele aceptó haber maltratado a Ware, concretamente.

Temas