Internaron a María Fernanda Callejón: cómo cuidarse del monóxido de carbono

12 de julio de 2020

María Fernanda Callejón, su marido y su pequeña hija fueron internados de urgencia por un escape de gas. Cómo evitar problemas con el "asesino silencioso"

La actriz María Fernanda Callejón junto a su marido y su hija de cuatro años fueron internados de urgencia este sábado debido a una intoxicación severa con monóxido de carbono. Permanecen en buen estado en el Sanatorio de la Trinidad del barrio porteño de Palermo.

María Fernanda Callejón

Es por ello que es necesario revisar el buen funcionamiento de estufas, calefones y termotanques junto a la correcta ventilación de los ambientes para evitar la intoxicación por monóxido de carbono (CO).

El CO es altamente venenoso y no se puede detectar a través de los sentidos: no se huele, no se siente, no se ve y tampoco produce irritación en los ojos o la nariz. Por eso se lo llama “asesino silencioso” y también el “Gran Simulador”, porque comparte síntomas con la gastroenteritis y distintas afecciones cardíacas o neurológicas, lo que puede confundir el cuadro a la hora del diagnóstico y correcto tratamiento médico.

"El monóxido de carbono se origina cuando la cantidad de oxigeno es insuficiente para la correcta combustión de elementos tales como carbón, madera, querosén, alcohol o gas natural, los cuales son materiales combustibles ricos en carbono y que necesitan oxígeno suficiente para quemarse adecuadamente", explica en un comunicado el gerente de Relaciones Institucionales de Metrogas, Alejandro Di Lázzaro.

¿Cómo prevenir la intoxicación por monóxido de carbono?

-Hay que ventilar de forma permanente los ambientes a través de rejillas compensadoras reglamentarias.

-No hay que colocar artefactos a gas en baños o dormitorios, excepto que sean de tiro balanceado.

-No hay que usar hornallas y hornos de la cocina para calefaccionar el ambiente: es sumamente peligroso.

-Hay que asegurarse de que el color de la llama que emite el artefacto a gas sea uniforme y de color azul. Si su tonalidad es anaranjada, indica que funciona mal.

-Hay que usar fuentes de calor de tiro balanceado en las que la combustión se genera en una cámara cerrada, es decir, que toma el aire del exterior y libera los gases de combustión afuera, de manera tal que evita la disminución del oxígeno ambiental.

-Hay que verificar que los conductos de ventilación de un artefacto no tengan ningún tipo de angostamiento, escalonamiento o acople en su recorrido hacia el exterior. Cualquier tipo de obstrucción, como los nidos de pájaros o roedores, generará que el CO se acumule y vuelva al interior de la vivienda.

-Hay que hacer revisar periódicamente las instalaciones por un gasista matriculado.