-

-

Angustia e injusticia: Julieta Díaz se sumó al reclamo por los incendios en Argentina

25 de agosto de 2020

La actriz se adhirió a las protestas del 25A por el avance del agronegocio y la sanción de una Ley de Humedales.

Julieta Díaz acompañó este martes a las manifestaciones en todo el país por el avance de la agroindustria y el pedido de la sanción de una Ley de Humedales que resguarde a estos ecosistemas de la deforestación y quemas ilegales.

A través de Instagram, la actriz difundió la marcha nacional del 25A en la que sectores sociales y ambientalistas le pidieron al presidente que el acuerdo de instalar en Argentina granjas de cerdos industriales para exportar carne a China se haga con licencia social, abriendo el debate a la ciudadanía y otros sectores políticos.

“Yo soy peronista, apoyé a este gobierno, estoy feliz de que esté Alberto, que están haciendo un montón de cosas maravillosas, pero no estoy de acuerdo con muchas otras cosas. Por ejemplo en relación a la agroindustria estoy en desacuerdo, con el cuerdo de los cerdos con china y todo eso. Yo hablo de temas ambientales desde el gobierno de Cristina", manifestó días atrás en una entrevista con Moskita muerta.

diaz 1.png

En ese sentido, retuiteó un mensaje de la legisladora de la ciudad de Buenos Aires, Ofelia Fernández, en el que habló del "ecocidio" en Córdoba. "Está pasando todas las semanas pero la información llega de casualidad y las definiciones siguen sin llegar. Hay que salvar el futuro imponiendo soluciones en el presente. Ley de humedales ya", decía el mensaje de la funcionaria.

diaz 2.png

Con otras imágenes de los incendios, Díaz insistió en una ley que prohíba las quemas y proteja estos grandes ecosistemas, hoy, siendo devastados por el fuego provocado, entre otras cosas, para instalar proyectos inmobiliarios, desarrollar el sector ganadero o la minería. "Ley de Humedales ya", escribió una y otra vez.

No al acuerdo porcino con China! Manifestación virtual. @concienciasolidariaong
View this post on Instagram

No al acuerdo porcino con China! Manifestación virtual. @concienciasolidariaong

A post shared by Julieta Diaz (@julietadiaz77) on

Su colega Laura Azcurra se sumó a los mismos reclamos, junto con Celeste Cid, que escribió un conmovedor posteo que obtuvo el apoyo de Cecilia Roth y Natalia Oreiro.

azcurra 1.png
No sé cuantos días llevamos en nuestras casas, aquí en Bs As, pero fueron suficientes en mí para observar esta película extraña -que por momentos parece estar sumergiéndonos en una especie de ciencia ficción.Qué difícil está, y no me refiero al aislamiento.. que como todo, tiene sus días y sus miles de estados anímicos. Qué difícil está este momento del mundo al cual hemos llegado.No tengo dudas de que la naturaleza tiene su propio plan evolutivo. No tengo dudas de que cuando las señales no son ‘oídas’ suben su volumen y se vuelven catástrofes. Nos sobrepasan, nos hacen a un lado, nos pone en la obligación de recapitular.Hace unos días que vengo leyendo sobre el acuerdo que quiere firmar nuestro país para las granjas industriales chinas -ayer compartí unas historias sobre esto, y un video de @solesbarruti que lo explica muy bien-. Me deja helada. Somos responsables, de nuestros actos, y también de nuestro aporte y participación.Años y años de historia, donde hoy por hoy seguimos luchando contra un patriarcado donde reina por código el poder, la dominación, las jerarquías, los abusos, -todavía siendo parte de un proceso reactivo más que de un movimiento propio en si: más amoroso, más empático.. de perspectiva más equitativa y saludable. La tierra volviendo a la tierra, al mundo de las emociones que constituyen sanamente: el matriarcado, la energía de lo suave, de lo que florece. De lo que se reproduce. Cuyo objetivo no es el poder sobre los demás y sobre la naturaleza, sino fomentar la vida natural basada en el respeto mutuo.Donde va nuestro pensamiento, va nuestra energía, nuestra acción.Somos responsablesde unir nuestra voz, y de hacer la fuerza suficiente.
View this post on Instagram

No sé cuantos días llevamos en nuestras casas, aquí en Bs As, pero fueron suficientes en mí para observar esta película extraña -que por momentos parece estar sumergiéndonos en una especie de ciencia ficción. Qué difícil está, y no me refiero al aislamiento.. que como todo, tiene sus días y sus miles de estados anímicos. Qué difícil está este momento del mundo al cual hemos llegado. No tengo dudas de que la naturaleza tiene su propio plan evolutivo. No tengo dudas de que cuando las señales no son ‘oídas’ suben su volumen y se vuelven catástrofes. Nos sobrepasan, nos hacen a un lado, nos pone en la obligación de recapitular. Hace unos días que vengo leyendo sobre el acuerdo que quiere firmar nuestro país para las granjas industriales chinas -ayer compartí unas historias sobre esto, y un video de @solesbarruti que lo explica muy bien-. Me deja helada. Somos responsables, de nuestros actos, y también de nuestro aporte y participación. Años y años de historia, donde hoy por hoy seguimos luchando contra un patriarcado donde reina por código el poder, la dominación, las jerarquías, los abusos, -todavía siendo parte de un proceso reactivo más que de un movimiento propio en si: más amoroso, más empático.. de perspectiva más equitativa y saludable. La tierra volviendo a la tierra, al mundo de las emociones que constituyen sanamente: el matriarcado, la energía de lo suave, de lo que florece. De lo que se reproduce. Cuyo objetivo no es el poder sobre los demás y sobre la naturaleza, sino fomentar la vida natural basada en el respeto mutuo. Donde va nuestro pensamiento, va nuestra energía, nuestra acción. Somos responsables de unir nuestra voz, y de hacer la fuerza suficiente.

A post shared by celeste cid (@mcelestia) on

Temas