Eduardo Costantini contó la verdad detrás del mito del "agua de tanga"

02 de septiembre de 2020

Eduardo Costantini fue contundente luego de las especulaciones alrededor del origen de su matrimonio con Elina Fernández.

Después de estar en boca de todos por su sorpresiva boda a comienzos de año, Eduardo Costantini y Elina Fernández visitaron La Jaula de la Moda.

Luego de que Mariano Caprarola le tirara con mucho humor las cartas a la pareja, vaticinando que serán padres, el asesor de moda aseguró: “Como tarotista quiero contarles que el agua de tanga no existe. Para todas las yeguas que lo dijeron, el agua de tanga no existe”.

Caprarola hacía referencia a la versión que trascendió tras el casamiento de que Elina Fernández le habría hecho un insólito gualicho a Eduardo Costantini para conquistarlo.

Mientras la modelo hacía gestos negándolo, Costantini fue contundente al hablar por primera vez del rumor: “Obvio, eso es un invento total”, aseguró.

¿Qué es el “agua de tanga”?

El agua de tanga o agua de calzón, como se lo conoce en otros países, es un "amarre" que se ha utilizado por años para atraer el amor del hombre o mujer.

Consiste en una preparación de agua y un poco de miel o azúcar morena donde se sumergen ropa interior de la persona interesada y de quien se quiere conquistar. Posteriormente, se deja reposar sobre una fotografía de ambos.

Si bien hay algunas variaciones en la receta de la "pócima", como por ejemplo el uso de algunas palabras mágicas, todas concluyen de la misma forma. Tras 24 horas de remojo la persona que se desea conquistar debe beber el "agua de tanga".

Temas